Diseño de moda: aprender a dibujar ropa

Quieres trabajar en el mundo de la moda, convertirte en diseñador de moda y trabajar con un equipo de estilistas, pero todavía eres un principiante en la realización de ilustraciones de alta costura o prêt-à-porter de mujer o de hombre. Dibujar tus ideas es la base para hacer nuevas colecciones, y con unas pocas herramientas y unos pocos trucos, los entusiastas de la moda pueden exponer rápidamente una idea creativa al mundo.

Prepara el equipo adecuado.

Lápices, rotuladores... Llévate lo esencial.

Para la realización de bocetos de moda, el diseñador textil, así como el simple aficionado a la moda, no necesitará un gran arsenal de herramientas para dibujar modelos de ropa relativamente realistas, y que puedan dar una buena idea del patrón que se realizará posteriormente para la persona que ejerza la profesión de diseñador de modelos. En general, un lápiz, un rotulador para entintar y un juego de lápices de colores constituyen una buena base para realizar diseños de moda convincentes. Un simple cuaderno de bocetos es entonces suficiente para tener una zona de trabajo en la que dibujar.

La tecnología digital al servicio de la alta costura.

Aunque las herramientas básicas permiten trabajar con eficacia, y que muchas personas del mundo de la moda sigan limitándose a ellas, los jóvenes diseñadores de moda aprecian cada vez más el uso de los medios digitales para mejorar sus bocetos y trabajar más rápido. Estos últimos tienen, en efecto, muchas ventajas. Gracias a programas como Photoshop o Illustrator, el diseñador de moda agradecerá el uso de capas para su creación textil, y así poder crear y superponer cada prenda sin arriesgarse a arruinar todo el dibujo. En las casas de alta costura o simplemente en el mundo profesional del estilismo y la confección, los ordenadores también permiten al diseñador de moda trasladar sus ideas con mayor rapidez a los modelistas para que puedan reelaborarlas, y hacer fichas técnicas para los modistas.

Si la tecnología digital tiene muchas ventajas para la realización de prototipos, el reto para los estilistas y diseñadores sigue siendo mantener la sensación de dibujo puro, para no perder calidad en los bocetos. La tableta gráfica se convierte entonces en algo esencial para realizar las creaciones de moda, y la tableta gráfica como la Repaper de iskn es un verdadero valor añadido en el diseño de prêt-à-porter. Gracias a su tecnología que permite trabajar directamente sobre el papel, y utilizar sus herramientas de dibujo favoritas gracias a un anillo magnético que se coloca sobre él, da la oportunidad de poder dibujar como se haría en un cuaderno de dibujo, sin tener que mirar la pantalla, lo que requeriría trabajar una particular coordinación mano-ojo. Gracias a este tipo de herramientas, el diseño de moda es cada vez más rápido, y lo confirma el hecho de que los profesionales de la moda textil ya no se fían de ella para hacer sus bocetos y patrones.

¿Cómo dibujar un boceto de moda?

Dibujar el maniquí.

El primer paso para poder realizar una ilustración de alta costura es dibujar modelos, en poses que se podrían encontrar durante un desfile de moda, para realizar la representación de la ropa en situación real. Si algunos le dirán que es absolutamente necesario ir a una escuela de moda o a una escuela de diseño, que son ciertamente puentes que facilitan la entrada en la industria de la moda, en realidad no es necesario que un principiante pase por cursos de dibujo avanzados, dignos de las artes aplicadas, para hacer sus primeros dibujos de moda. Las diferentes técnicas ayudan al diseñador de moda a ser creativo y a plasmar en papel lo que tiene en mente. Lo importante, cuando esbozas un modelo, no son los detalles que le vas a aportar, sino sólo hacer aparecer las siluetas que resaltarán tus creaciones textiles. La técnica sencilla consiste en realizar, a lo largo de una línea recta segmentada en diez partes, cada elemento del cuerpo: cabeza, busto, caderas, piernas y, finalmente, los brazos y las extremidades. De este modo, obtendras maniquíes sencillos, en diferentes poses, pero que permitirán al diseñador de moda resaltar sus creaciones de ropa, de forma más ventajosa, posteriormente.

Diseño de ropa y accesorios.

Cuando se desea ser diseñador de moda, se trata sobre todo de presentar ropas que respondan a las tendencias actuales de la moda. Por lo tanto, no hay que dudar en tener una línea de confianza en esta fase del dibujo. Si utilizas un software gráfico, se aconseja utilizar una nueva capa encima de los maniquíes, para evitar el riesgo de tener que rehacer todo y hacer muchos retoques que consumen tiempo en caso de error. Lo único que le queda al diseñador de moda es crear una colección de ropa original, creativa y a la moda, cuya única regla será respetar las proporciones de sus modelos. Despuès, es más que recomendable pasar a los detalles para obtener un resultado profesional, digno de los mejores estilistas. No olvides que la representación de la textura de los materiales es esencial para que el modelista pueda hacer los patrones en consecuencia, y así dar los elementos adecuados a la modista, que hará el producto acabado. El boceto de alta costura es sobre todo un dibujo técnico, y hay que saber ver los pliegues en los materiales blandos, y los detalles de textura en un textil como la piel o la lana, por ejemplo. En esta fase también puedes añadir estampados decorativos. Un prototipo de falda de verano, por ejemplo, debe tener una sensación de ligereza, que debe sentirse en el diseño. Así que no olvides este importante detalle si quieres que tus creaciones cobren vida más adelante.

Entinta y colorea tu diseño de moda.

Para finalizar su boceto de moda, el ilustrador tendrá que hacer algunos ajustes finales. Es necesario para poder visualizar los elementos importantes del dibujo, e imaginar la prenda como si ya estuviera en su armario. El entintado con rotulador permite resaltar las líneas principales de la ropa, y del mismo modo, es aconsejable utilizar una nueva capa para realizarla, ya que es definitiva y no deja margen de error. Luego, puedes pasar a la coloración del diseño y a los degradados, que son muy importantes para reflejar los pliegues y las texturas de la prenda o el accesorio. Este elemento del diseño gráfico no debe ser descuidado por los ilustradores de Mod Art, para obtener una representación realista lista para ser presentada.

Sólo queda hacer la ropa.

Una vez que tu boceto esté hecho, y que represente bien tu idea inicial, improvisa tu patronista, o envíalo a alguien cuya especialización sea esta, antes de enviarlo a un taller de costura, a menos que no tengas miedo de realizar dicha costura por ti mismo. El diseño de moda está abierto a todo el mundo, y por qué no, con la práctica, o después de formarse para ser un gran diseñador, puedes formar parte de los diseñadores del mañana en una casa de moda, o incluso imaginar organizar tus propios desfiles y vestir a un máximo de personas con tu propia marca.