¿Cómo dibujar un paisaje?

Dibujar un paisaje no es fácil. A menudo se confunde con el bodegón, pero no lo es, y, al igual que con la fotografía, conseguir un ángulo de visión interesante, así como una impresión de realismo y vida en el dibujo, requiere técnica y rigor en la forma de dibujar la obra. Te daremos algunos consejos para elegir el material adecuado, y descubrirás las técnicas más importantes para realizar tus primeros paisajes.

¿Qué técnicas hay que utilizar para dibujar un paisaje?

Define tu marco de trabajo.

Definir un marco para tus dibujos de paisajes requiere un buen sentido de la observación. En tu cuaderno de bocetos, haz una cuadrícula de nueve partes iguales (con tres líneas horizontales y tres verticales), y haz un dibujo rápido, con formas geométricas sencillas, de los diferentes elementos que quieres que aparezcan en tu boceto. Asegúrate de no cortar un elemento en sus intersecciones en el borde de la página, y coloca tu punto de interés en una de las intersecciones centrales de tus líneas de cuadrícula. Seguir esta técnica de dibujo te permitirá dibujar después un hermoso dibujo de observación, en el que tu sujeto entrará en la línea de visión del espectador de forma dinámica.

Respeta la perspectiva.

Para hacer un dibujo de paisaje realista, dibujar en perspectiva es un imperativo para obtener el mejor resultado. Para dibujar mejor y para dibujar fácilmente las proporciones correctas en tus bocetos, lo más fácil es determinar dónde está la línea del horizonte en tu dibujo. Puedes colocar un punto de fuga, hacia el que se dirigirá el ojo, y dibujando líneas de fuga hacia él, con un lápiz, o en un nuevo papel de calco, para poder borrarlas después, te será fácil respetar todas las proporciones de cada objeto. El dibujo en perspectiva le permitirá tener un paisaje sin incoherencias.

Estructura tus planes y da vida a tu dibujo.

Una vez que tu boceto esté hecho y bien proporcionado, para dibujar correctamente tu paisaje será imprescindible separar tu dibujo en varios planos, desde el primer plano visible para el observador, cuyos contornos y detalles estarán muy marcados, hasta el último plano cuyos elementos aparecerán más borrosos y menos precisos. Si quieres resaltar una sección más lejana del dibujo, haz que esa sección sea lo más detallada posible, y cuanto más te alejes de ella, más perderá detalle el resto del dibujo, más o menos como un enfoque nítido en una fotografía. No te olvides de darle movimiento a tu dibujo, marcando las sombras y los matices y texturas de cada elemento. Al fin y al cabo, un paisaje no es una naturaleza muerta. Es ante todo un modelo vivo, y dibujar un árbol, un río, o dibujar una flor en plena naturaleza, debe hacerse de tal manera que el espectador de tu obra pueda sentir el viento o la corriente del agua, y que tu dibujo artístico no sea "plano" y sin interés.

Cada paisaje tiene sus propias particularidades

¿Cómo dibujar un paisaje de montaña?

El dibujo de montaña es sin duda una buena manera de empezar con los paisajes. Con su enorme relieve, es bastante sencillo delimitar los contornos de cada elemento y practicar el correcto encuadre de su dibujo. Luego, siguiendo los consejos anteriores, sólo tienes que hacer tu boceto. Pero cuidado, las montañas ofrecen muchas luces y sombras, con las más o menos grietas de la roca. Por lo tanto, es muy importante no perder estos elementos y jugar con la luminosidad para obtener un resultado realista.

¿Cómo dibujar un paisaje urbano?

Los paisajes no se limitan a la naturaleza, y la ciudad es una gran forma de progresar en su arte. Es importante recordar que se puede crear una ciudad de mil maneras diferentes, ya que los efectos de luz varían mucho entre el día y la noche, con iluminación artificial en todas partes. Como resultado, las sombras pueden ser más complejas, ya que las fuentes de luz pueden provenir de múltiples lugares, y será importante no pasar por alto este aspecto. Del mismo modo, una ciudad puede ser reconocible a primera vista. Realizar los contornos generales de los edificios, o centrarse en un edificio famoso, puede ser una opción para que las personas que vean su obra puedan proyectarse directamente en el lugar que desea reproducir. Sea creativo y multiplique sus puntos de vista, y descubrirá que los paisajes urbanos tienen mucho que ofrecer incluso al diseñador más insaciable.

¿Cómo dibujar un paisaje marino?

En los diques de la costa se pueden ver muchos pintores, pero el dibujo de la playa no es el más fácil. El mar no ofrece mucho relieve, y es difícil hacer una obra que no parezca plana y poco convincente. En este tipo de dibujo es muy importante delinear claramente los cruces entre la playa, el mar y el horizonte. Resaltar elementos macizos, como barcos, diques o rocas, puede dar relieve a su dibujo. Pero lo más importante es captar el movimiento del agua. Para ello, hay que enmarcar el dibujo y colocar una onda reconocible en el centro. A continuación, haz un grupo de olas sobre toda la superficie del mar, perfilándolas, y juega con las sombras y la luz para dar una impresión de movimiento. No olvides difuminar la superficie del agua para obtener una textura más realista, sin contornos visibles, y luego utiliza el sombreado para finalizar el dibujo. La mejor manera para el principiante es practicar el dibujo del agua con una fotografía en la que las olas permanezcan fijas, o a través de un software gráfico, gracias a una tableta gráfica, poniendo la foto en una capa, e intentando reproducir el movimiento de las olas dibujando sobre ella en una segunda capa.

¿Qué material debo utilizar para dibujar mi paisaje?

Herramientas tradicionales.

Para los principiantes, los fundamentos del dibujo suelen descubrirse con un lápiz de grafito y una goma de borrar estándar. Para dibujar un paisaje, un juego de lápices, un cuaderno de bocetos y una goma de borrar de miga de pan serán un excelente comienzo para explorar diferentes técnicas de dibujo. Si te sientes cómodo, puedes incluso recurrir a aprender a dibujar con carboncillo, pastel o, por qué no, empezar a pintar con acuarela o pintura al óleo, para descubrir una nueva forma de dibujar, ya que el dibujo y la pintura están fuertemente vinculados.

La tableta gráfica imprescindible

Aunque el dibujo está instintivamente ligado al dibujo con lápiz, las tabletas gráficas son cada vez más utilizadas por los creativos de todo tipo. Sin embargo, aprender a dibujar fácilmente con una tableta gráfica puede resultar rápidamente una tarea desalentadora tanto para los principiantes como para los artistas experimentados que deseen embarcarse en esta nueva práctica del dibujo. En efecto, entre las tabletas gráficas con pantalla, caras y poco portátiles, y las tabletas gráficas sin pantalla, poco intuitivas a primera vista, debido a la complicada coordinación mano-ojo entre la pantalla del ordenador y la superficie de dibujo del dispositivo, saber dibujar dibujos apaisados, a menudo al aire libre, puede resultar rápidamente complicado para cualquiera que utilice estas herramientas digitales. Sin embargo, existe un tipo de tableta gráfica híbrida, como la ISKN Repaper, que permite al usuario dibujar directamente sobre una hoja de papel, fijada a la superficie de la tableta gráfica, con un lápiz tradicional, dotado de un anillo magnético que reproduce fielmente todos los trazos realizados en su software gráfico favorito. Esto significa que ya no es necesario aprender el dibujo digital con todas las especificidades vinculadas a la coordinación mano-ojo mencionadas anteriormente. Puedes aprovechar, con una técnica tradicional, todas las herramientas que proporcionan los programas gráficos como Photoshop o Illustrator, desde el uso de una capa hasta los diferentes tipos de pinceles que ofrece la aplicación. Esto significa que no tienes que comprar todo el material de dibujo que necesitas para perfeccionar tu trabajo. Una gran ventaja es que, con su batería y memoria interna, la tableta híbrida puede utilizarse de forma independiente, tanto en interiores como en exteriores. Simplemente transfiere tus bocetos directamente a tu ordenador cuando llegues a casa, y por qué no colorearlos o hacer algunos ajustes con tu software de dibujo, utilizando tu lápiz digital, cambiando la tableta al modo sin pantalla. Así, la tableta gráfica híbrida ya no se limita a las ilustraciones digitales y permite una total versatilidad.

Repaper
La simplicidad del papel y lápiz, la potencia de una tableta graphica
Descubre

Conclusión

Ya sea para la ciudad, la montaña, el mar o cualquier otro lugar, dibujar un paisaje requiere un gran sentido de la observación y un gran rigor en los efectos de las sombras y las texturas. Ya sea con un lápiz o con una tableta gráfica, hay que retratar lo mejor del entorno eligiendo el mejor encuadre y respetando al máximo las perspectivas y los movimientos de lo que se tiene delante de los ojos.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y obtén un cupón de regalo de 10€
Descuento válido a partir de 100€ de compra.