Cómo convertirse en decorador de interiores.

La profesión de decorador de interiores puede ser una opción real para las personas creativas que disfrutan reordenando las habitaciones, modificando y rehaciendo los muebles y los elementos decorativos. Si la formación facilita la entrada en el mundo de la decoración, es una profesión abierta a todos, siempre que el perfil y las aptitudes de cada uno se ajusten a los criterios de este trabajo.

Algunas preguntas sobre la profesión de diseñador de interiores.

¿Cuál es el trabajo de un decorador?

Resumiendo de forma sencilla, la decoración de interiores, consiste para los decoradores, en la reorganización de espacios interiores privados o públicos, modificando la disposición de la estancia, jugando con la estética del mobiliario y los objetos de decoración, o realizando un diseño del espacio, utilizando códigos estéticos según los gustos o las necesidades del cliente. Sin embargo, el diseño de interiores es un campo muy amplio, y existen varias especializaciones y diferentes oficios. Si algunos se encargarán de proyectos de arreglo de un lugar de la A a la Z, otros preferirán el Home Staging, que consiste en decorar y arreglar una casa o un apartamento a menor coste, retomando los muebles ya existentes, y añadiendo algunos elementos decorativos, para que la vivienda guste al mayor número, con el objetivo de venderla después. Otros sólo desean dar a sus clientes opciones de arreglos, proponiéndoles planos, y dándoles sus consejos en materia de decoración de interiores, para que los apliquen después por sí mismos, o recurriendo a obreros cualificados.

Sin embargo, no hay que confundir el diseño de interiores con la profesión de arquitecto de interiores. En efecto, el trabajo del arquitecto de interiores consiste, más allá del diseño interior de la casa, en renovarla en la superficie, o a veces en realizar la rehabilitación completa del lugar, jugando directamente con la estructura del edificio. Así pues, actúa como pensador del lugar futuro, pero también como gestor de proyectos, lo que requiere competencias técnicas que deben ser validadas por una formación de diploma obligatoria. El diseño de interiores propone ordenar o reordenar el interior del cliente, dando forma a la habitación o a la casa, sin limitaciones relacionadas con el lugar original.

¿Es necesario formarse para ser decorador de interiores?

Como hemos visto, para trabajar en diseño de interiores es necesario pasar por un curso de formación profesional posterior al bachillerato, de bac +4 a bac +5, público o privado. Si no es necesario que esté homologado por el Estado, es necesario, sin embargo, elegir cuidadosamente el curso de estudios, preferentemente entre las diplomaturas reconocidas por el Consejo Francés de Arquitectos de Interior, como la Escuela Boulle para los más famosos.

Por otro lado, hay muchas formas de convertirse en decorador de interiores o diseñador de interiores. Si bien es aconsejable seguir una de las muchas formaciones especializadas, como la Formacion de Tecnico Superior de diseño de espacios, o una licenciatura equivalente en diseño de interiores, también es posible formarse en las artes de manera más general, y seguir una formación en artes aplicadas, como en la École Nationale Supérieure des beaux-arts. La formación de decorador de interiores también está disponible por correspondencia a través de organizaciones de aprendizaje a distancia como el Centro Europeo de Formación.

Es cierto que pasar por un programa de formación, como los presentados anteriormente, te permitirá especializarte y obtener los conocimientos técnicos necesarios para esta profesión, y te abrirá más oportunidades que si tuvieras un simple título de secundaria. Sin embargo, muchas personas, especialmente en el contexto de una reconversión profesional, o por pasión, desean hacer del trabajo de decorador de interiores su futura profesión. Si este es tu caso, tendrás que ser muy ingenioso, creativo y estar al día de todas las nuevas técnicas de diseño de interiores, para ponerte a la altura de los licenciados y poder abrirte paso en la industria del diseño de interiores. Es aún más cierto que se trata de un entorno que apela cada vez más a las tecnologías, e incluso si las herramientas, como la tableta gràfica, le permiten dibujar de forma natural, como en un cuaderno de bocetos, en un software gráfico, con una hoja de papel, y con sus propios lápices, tendrá que dominar un software de representación gráfica, para mostrar los visuales de sus futuros trazados que podrá proponer a sus clientes, en el marco de su trabajo.

¿Qué salario puedo esperar si me convierto en decorador de interiores?

En el caso de los profesionales de la decoración de interiores, el salario puede variar fácilmente de simple a doble. Si un principiante que trabaja con un contrato de duración determinada o permanente como decorador de escaparates o en una empresa de decoración puede esperar ganar unos 1.500 euros, también es posible trabajar como autónomo. Aquí, todo dependerá de los servicios ofrecidos y de la especialización que haya elegido. Tanto si se trata de dar un simple consejo en decoración para una habitación, con una visual del diseño global a proyectar, como de realizar un proyecto de decoración llave en mano de un espacio interior, de la elección de los materiales para el mobiliario, con la elección de los colores, pasando por la realización y el seguimiento de la obra, la tarifa horaria no será la misma. Sin embargo, se acepta generalmente que el decorador de interiores independiente cobre entre 60 y 100 euros brutos por hora.

Consejos para convertirse en decorador de interiores.

Asegúrate de tener el perfil adecuado.

Antes de lanzarte al campo del diseño de interiores, sobre todo si no has pasado por un centro de formación especializado, es importante saber si tienes el perfil adecuado para esta misión. En efecto, para ejercer la profesión de decorador de interiores no sólo hay que tener sentido estético, y saber crear ambientes para ordenar las habitaciones con habilidad. El entorno del acondicionamiento de interiores exige ser capaz de trabajar a menudo solo en los proyectos, mostrar iniciativa, pero también conocer los distintos materiales con los que puede encontrarse en sus proyectos de decoración, y las numerosas normas de seguridad, en particular si trabaja en lugares de recepción del público. También son necesarios conocimientos técnicos, como el dibujo, y una gran capacidad de escucha para entender y proponer soluciones que satisfagan las expectativas del cliente.

Practica antes de saltar.

La mejor preparación para hacer del diseño de interiores tu profesión es la experiencia. Para perfeccionar tus habilidades antes de convertirlo en tu proyecto profesional, puede ser muy interesante formarte en un proyecto de diseño, con amigos, familiares o conocidos, que necesiten diseñar y decorar su casa o apartamento. Más allá de darte las claves de esta profesión, y de adquirir automatismos, que también te permitirán realizar un portafolio, para poder presentar tus creaciones a tus futuros clientes.

Domina las herramientas adecuadas.

Convertirse en decorador de interiores también requiere dominar herramientas y habilidades. Si es necesario saber dibujar, para hacer bocetos realistas que muestren tu pensamiento, también hay que saber manejar las herramientas informáticas especializadas en diseño de interiores y planificación de espacios. Si hay cursos de formación para el uso de programas complejos, otras posibilidades permiten crear diseños, y crear ilustraciones realistas, de forma rápida e intuitiva. En primer lugar, podemos pensar en los programas de CAD (diseño asistido por ordenador) que le permiten dibujar sus bocetos digitalmente y colorearlos rápidamente con un trazo de lápiz digital. Para un uso más sencillo, es más que aconsejable utilizarlas con una tableta gráfica, pero éstas son a veces complicadas de manejar, la coordinación mano-ojo, entre la pantalla y la superficie de dibujo, no es necesariamente intuitiva. Por eso existen herramientas como la tableta gràfica lapiz y papel, que permiten, como el iskn Repaper, esbozar sus proyectos de diseño de interiores directamente en una hoja de papel, colocada en la zona de trabajo. Con el anillo magnético alrededor de su lápiz favorito, transmitiendo los movimientos y la inclinación de éste, el dibujo se reproduce de forma instantánea en la interfaz del software. Como es posible que tengas que trabajar en casa de la gente, también es interesante poder utilizar la tableta en movimiento, y esto también es posible, con la batería y la función de memoria de la Repaper, lo que te permite rehacer tus dibujos más tarde en el ordenador. Otros softwares como Sketchup te permitirán modelar directamente tus ideas en 3D, y son asequibles en el manejo, aunque una buena formación para este tipo de software puede ser una ventaja para utilizarlo plenamente.

Novatos, buscad un trabajo de forma inteligente.

La profesión de decorador de interiores es muy popular entre muchas personas creativas. Siendo trabajador independiente, es imprescindible crear una empresa, en primer lugar por razones legales, pero también para poder tratar y negociar con los proveedores de muebles, iluminación, telas y textiles. Para los que buscan estabilidad, con un salario regular, lo primero que hay que hacer es dirigirse a una empresa especializada. Por desgracia, las oportunidades en este tipo de estructuras son bastante escasas, y encontrar una agencia de decoración que busque decoradores junior puede ser una carrera de obstáculos. Sin embargo, existe una alternativa, que consiste en acercarse a las grandes empresas que tienen tiendas con un perfil de calle. Aunque el trabajo de decorador de metales puede resultar desalentador al principio, puede ser una buena forma de aumentar tu cartera y ganar experiencia proponiendo y creando escenarios innovadores y llamativos. Esto maximizará tus posibilidades de encontrar un trabajo como diseñador de interiores en una empresa de diseño de interiores realmente especializada en este campo.

Si cumples estos criterios, hazlo.

Aunque algunos periféricos facilitan el dominio de las herramientas necesarias para crear proyectos de decoración, convertirse en decorador de interiores requiere una actualización constante de las propias habilidades y un seguimiento asiduo de las nuevas tendencias. Existen diferentes oficios en este campo, pero todos requieren creatividad, iniciativa y capacidad de escucha para satisfacer a los clientes y cumplir sus expectativas.