Estudiar Bellas Artes.

La frase "ir a la escuela de Bellas Artes" es el sueño de muchos aspirantes a artistas. Pero, ¿qué son las Bellas Artes, qué cursos ofrecen estas escuelas, qué hacer después de estos estudios y, sobre todo, qué requisitos previos hay que dominar para acceder a estos prestigiosos cursos de arte? Respondemos a todas estas preguntas para ayudarte a entender mejor los estudios en estas escuelas superiores de arte.

¿Qué son las Bellas Artes?

Cuando hablamos de bellas artes, solemos mencionar la Escuela Superior de las Bellas Artes. Estos centros de enseñanza superior permiten a los estudiantes profesionalizarse en los oficios del arte, ofreciéndoles talleres que abordan numerosas prácticas artísticas. Originalmente, había cuatro « Bella Artes", con la pintura, la escultura, el grabado y la arquitectura, pero hoy existen muchos otros módulos de creación artística. Hay cursos sobre arte contemporáneo, artes aplicadas, artes plásticas, arte y diseño, arte digital y artes visuales, entre otros módulos de enseñanza artística. Aunque la "École Nationale Supérieure des Beaux-Arts" de Paris es la más prestigiosa, existen varias decenas de escuelas públicas del mismo tipo en toda Francia, y tambien en hay unas en España. Los estudiantes también pueden acudir a las escuelas públicas, a veces también llamadas Escuela de Bellas Artes, que ofrecen cursos relativamente idénticos a los de las estructuras públicas.

¿Cuáles son los requisitos para acceder a las Bellas Artes?

Después del bachillerato, estudiar en las Bellas Artes no es necesariamente automático para los bachilleres. No basta con presentar una solicitud a estas escuelas, sino que hay que cumplir varios criterios antes de poder solicitar e integrar esta formación artística post-bachillerato. Haber tomado clases de dibujo o una práctica artística antes es ya una ventaja, por no decir una necesidad, para preparar el examen de ingreso y esperar ser admitido en las Bellas Artes. Para quienes son sensibles al mundo del arte, pero no han tenido la oportunidad de adquirir las habilidades necesarias, hay otros caminos disponibles. Entre ellos se encuentra el MANAA (curso en Francia de mejoría en los Artes Aplicados), un año preparatorio para la admisión en las escuelas de arte, que ofrece cursos de arte a lo largo de un año académico, con el fin de obtener una equivalencia con los estudios de arte que algunos pueden haber recibido desde una edad muy temprana. Una Formacion Tecnica Superior en diseño o especializada en un campo concreto del arte puede ser también un primer paso para acceder más adelante a las grandes escuelas. Estos cursos son más accesibles y requieren un nivel artístico generalmente más bajo que el que puede exigirse para la competición de bellas artes. Sin embargo, te permiten formarte durante dos años y mejorar tus habilidades durante este tiempo. Queda el caso de los artistas autodidactas. Si estos últimos pueden entrar en una escuela de arte después de un bachillerato no relacionado (científico, por ejemplo), tendrán que haber tenido la oportunidad de formarse durante varios años para preparar la prueba de acceso. Entonces puede ser interesante que dominen las distintas técnicas de dibujo, pero también que se interesen por la tecnología digital, ya que, como veremos más adelante, en este tipo de establecimientos se ofrecen cursos de diseño o comunicación.

Por tanto, deberían poder familiarizarse con los programas gráficos y las tabletas gráficas, pero estas herramientas a veces no son muy accesibles si no se imparten cursos específicos, sobre todo para los jóvenes, que a veces se disipan más si el resultado no es instantáneo. Sin embargo, existen alternativas que permiten a los alumnos practicar y dibujar en papel, al tiempo que se benefician de una introducción a la tecnología digital, con tabletas gráficas como la iskn Repaper, que permite a los alumnos colocar una hoja de papel directamente sobre la superficie activa de la tableta y dibujar con sus lápices favoritos gracias a un anillo magnético, que retransmite los movimientos del lápiz. El dibujo se transmite instantáneamente al software gráfico, como en cualquier tableta. La ventaja radica en la doble formación: arte tradicional y arte digital, y no es necesario trabajar la coordinación mano-ojo al principio, lo que podría ser desalentador cuando se dan los primeros pasos en el arte digital. Sólo queda que los futuros estudiantes acudan a las entrevistas de admisión con sus trabajos en formato digital y en papel para mejorar sus posibilidades de entrar en las mejores escuelas.

¿Qué formación puedo hacer?

Formaciones BAC +3

Tras el bachillerato, los estudiantes de secundaria que deseen integrarse en una escuela de arte pública pueden presentar su candidatura al concurso de las facultades de arte. Estas otorgan varios diplomas nacionales aprobados por el Ministerio de Cultura. Entre ellos se encuentra el Diploma Nacional de Arte (DNA). En el nivel de Bac +3, se trata de una introducción a la materia y un requisito previo para la realización de un posterior máster (5 años después del bachillerato). El primer año consiste en módulos generalistas con cursos de cultura general, historia del arte y la enseñanza de todos los fundamentos necesarios para la siguiente etapa. A partir del segundo año, el estudiante de arte deberá elegir una de las tres vías especializadas que se ofrecen. Existe la opción de arte, que proporciona una formación artística generalista orientada al arte en su forma más pura, o la opción de diseño, que se orienta hacia el diseño gráfico, el diseño de objetos, el diseño de productos o el diseño de espacios, entre otros. Por último, está la opción de comunicación, donde se presentarán todas las enseñanzas artísticas relativas a las artes gráficas con una pedagogía que se centrará en la comunicación visual. Si el primer año es una especie de clase preparatoria, el segundo y el tercero permiten a los estudiantes combinar la teoría, la práctica con los profesionales y los proyectos personales, para obtener el DNA, que confiere el equivalente a una licenciatura.

Las formaciones BAC +5

Tras el DNA, los estudiantes de arte pueden finalizar su curso cursando el DNSEP (Diploma Nacional Superior de Expresión Plástica), que dura dos años más y es un título de cinco años. Este diploma, otorgado por las Escuelas Nacionales Superiores de Bellas Artes, permite a los estudiantes trabajar en un proyecto de fondo, que debe ser presentado a un jurado mediante una tesis final. La persona que obtenga el DNSEP será, por tanto, un graduado en Bellas Artes y podrá iniciar su vida profesional como artista, diseñador o artista gráfico, según la especialización elegida en los tres primeros años. Cabe señalar que el DNSEP también es una oportunidad para que los estudiantes salgan al extranjero o realicen prácticas, con el fin de abrir sus horizontes y adquirir una experiencia útil para su futuro.

¿Cuánto cuesta una escuela de Bellas Artes?

La oferta de estudios superiores en el ámbito de las artes es muy amplia, y los costes pueden duplicarse fácilmente en función de la escuela de arte que se elija. En las escuelas de arte públicas, como en todos los centros de enseñanza superior, la matrícula y las tasas rondan los 500 euros. Sin embargo, se pueden obtener becas que reduzcan el coste de la admisión, con lo que la enseñanza pública será gratuita. También está el caso de las escuelas públicas. En primer lugar, es importante entender que algunas escuelas están reconocidas por el Estado, mientras que otras no. Por lo tanto, es esencial ser consciente del valor del diploma que recibirá después de estudiar arte en este tipo de estructura. El precio de una escuela de arte privada puede variar mucho. Deberías considerar un gasto de entre 3.000 y 10.000 euros al año para entrar en una escuela de este tipo. Por lo tanto, el coste de los cinco años es mucho más elevado que en las estructuras públicas, pero algunas escuelas están muy bien valoradas, y tienen una verdadera aureola para entrar después en el mundo laboral.

¿Y luego...?

Pues depende de tu especialización. Si has seguido un curso de diseño gráfico, puedes plantearte ser diseñador industrial, diseñador textil o diseñador de espacios, por ejemplo. Los estudiantes que hayan optado por la especialización en comunicación pueden considerar las profesiones de ilustrador, diseñador gráfico (o infografista) o, por qué no, director artístico de una agencia de publicidad. La opción de arte, por su parte, reunirá a futuros pintores, escultores y fotógrafos, pero también preparará a los estudiantes para trabajar en museos como conservadores o galeristas. Algunas escuelas ofrecen incluso especializaciones en películas de animación o cómics, entre otras. La elección es, por tanto, amplia, y la escuela de arte, en contra de la creencia popular, no sólo conduce a carreras de artistas intermitentes, para las que es cierto que las oportunidades son menores que en la comunicación o la creación digital, por ejemplo.

Arte para todos los gustos.

Como hemos visto, las Bellas Artes ofrecen una multitud de cursos. Desde el arte clásico hasta el diseño y la comunicación, desde el momento en que entras en una escuela como ésta tienes a tu disposición múltiples opciones y especializaciones. Un buen conocimiento de los fundamentos del arte clásico y digital es una verdadera ventaja a la hora de superar las pruebas de acceso, ya que el primer año es común y exige versatilidad para poder elegir la especialización a partir del segundo año. De ti depende formarte bien con todas las herramientas a tu disposición, e integrar las escuelas de arte más prestigiosas, habiendo participado en el éxito de muchos alumnos.