Descubre y elije el mejor software de dibujo digital.

El uso de un software de dibujo es un proceso de aprendizaje obligatorio para crear obras digitales. Ya sea con fines profesionales o de ocio, la elección del software gráfico adecuado requiere saber a qué uso está destinado. Para el diseño gráfico, la pintura digital o el retoque fotográfico, descubre cómo elegir su software de dibujo y cómo utilizarlo de la mejor manera posible.

Pasa a la fase digital con un programa de dibujo.

¿Qué equipo se necesita?

Los programas de dibujo permiten sustituir los tradicionales lápices y pinceles, y utilizar el poder de lo digital para lograr opciones a veces imposibles en la vida real. Sin embargo, es necesario disponer de ciertas herramientas para aprovechar al máximo las posibilidades que ofrece su software de diseño gráfico.

● La tableta gráfica:

Aunque no sea obligatorio, el uso de una tableta gráfica es casi indispensable para poder dibujar o hacer ilustraciones en un software de pintura digital. Ampliamente utilizadas por los diseñadores gráficos, las tabletas gráficas permiten realizar dibujos de forma natural, y los usuarios pueden encontrar fácilmente sus marcas en comparación con el dibujo tradicional si hacen la elección correcta del equipo. Esto es especialmente cierto con el uso de las llamadas tabletas « escáner », como lo es la Repaper de iskn. Esta tecnología permite a los usuarios dibujar directamente con sus manos sobre una hoja de papel, colocada en la superficie de trabajo sensible a la presión, y utilizar sus herramientas de dibujo favoritas, gracias al anillo magnético que se coloca en su lápiz favorito, y a los magnetómetros colocados en el interior de la tableta. Una tableta como ésta te permite crear dibujos en tu software gráfico, como si estuvieras dibujando con la misma sensación que en un cuaderno de dibujo. No es necesario trabajar la coordinación mano-ojo como en una tableta gráfica sin pantalla (que obliga a mirar el monitor del ordenador, y no la mano, durante la fase de dibujo, para no perder la orientación), ni invertir en una tableta con pantalla incorporada, a menudo muy cara para los principiantes. Dominar el software de diseño gráfico y crear dibujos nunca ha sido tan fácil, y trabajar en él resulta más intuitivo.

● El ordenador:

La otra herramienta imprescindible, y no por ello menos importante, para utilizar un software para dibujar, es el ordenador. Tanto si se trata de un portátil como de un ordenador de sobremesa, debe ser lo suficientemente potente como para soportar el software que quieras instalar, especialmente si piensas trabajar con archivos de gran tamaño o de forma profesional. Asegúrate de que tienes suficiente memoria RAM para ejecutar el software sin problemas en tu PC o MAC. Si 8 GB de RAM parecen suficientes para un usuario ocasional, subir a 32 GB no es una aberración si se quiere crear y trabajar con archivos de alta definición. La tarjeta gráfica de tu ordenador también debe elegirse en función del uso que vayas a hacer de tu software. Cuanto más intensivo sea su uso, más potente y mejor debe ser la tarjeta gráfica.

● El monitor:

Del mismo modo, el monitor (la pantalla del ordenador) debe elegirse con cuidado. Desde el tamaño de la pantalla hasta la resolución que ofrece, cuanto más altos sean estos dos parámetros, más preciso será el detalle que quieras añadir a tu diseño. La escala de grises y la precisión del color también tendrán un impacto importante. El monitor debe ser capaz de representar los colores con precisión, especialmente si quieres imprimir tus diseños en la impresora más tarde.

¿Cómo se utiliza un software gráfico?

En Windows y Mac, ya sean programas gratuitos o de pago, vectoriales o que permitan el soporte de imágenes rasterizadas (mediante píxeles), el manejo del software gráfico es relativamente idéntico de uno a otro, y sus interfaces suelen seguir los mismos patrones. Los ilustradores y diseñadores gráficos encontrarán habitualmente una barra de herramientas en la que se encuentran diferentes iconos para la selección de pinceles y lápices, la goma de borrar, el zoom, o todo tipo de opciones que varían de un software a otro. Del mismo modo, el usuario dispondrá de una sección compuesta por una pestaña de capas y otra con los parámetros de la herramienta seleccionada. Por último, como en cualquier software, en la parte superior de la ventana se encuentran diferentes pestañas que permiten importar y exportar en diferentes formatos de archivo, o seleccionar opciones para editar tus bocetos digitales. Si has optado por utilizar una tableta gráfica, la presión del lápiz se corresponde con la ventana de tu software. Cada punto de la superficie de la tableta coincide con un lugar preciso de la pantalla. Esto se llama el modo absoluto. Así, puedes dibujar fácilmente y pasar de una herramienta a otra, o cambiar de capa, pulsando rápidamente el punto correspondiente de tu tableta gráfica. Resulta muy rápido crear un dibujo y luego exportarlo en muchos formatos. Cada software tendrá entonces su propia especificidad. Por lo tanto, es importante elegir el software adecuado para tener las herramientas correctas en su barra de herramientas y poder trabajar en buenas condiciones. Incluso es aconsejable, sobre todo si se pretende utilizar un software gráfico de forma profesional o semiprofesional, formarse durante un curso adaptado o siguiendo tutoriales, hoy en día numerosos en la web.

¿Qué software para qué uso?

El software de dibujo ofrece muchas posibilidades.

Hoy en día existen muchos programas de creación gráfica en el mercado. Si todos tienen una base común que permite pasar de uno a otro con bastante facilidad, permiten que cada uno tenga un uso realmente específico. Podemos verlo con la suite Adobe Creative, y sus softwares de creación que ofrecen una buena visión global de lo que se puede hacer hoy en día en términos de software gráfico. En primer lugar, tenemos Adobe Photoshop, que permite al diseñador crear y editar imágenes compuestas de píxeles. Es, sin duda, el software más versátil, y puedes realizar muchos retoques y modificaciones de imágenes a través de él. El programa Adobe Illustrator permite modelar imágenes vectoriales (utilizando fórmulas matemáticas, no píxeles). La vectorización de una imagen permite cambiar su tamaño infinitamente sin perder calidad. El software vectorial es muy útil para crear ilustraciones que pueden necesitar ser ampliadas o aumentadas. Luego tenemos InDesign. Este software de autoedición está pensado para la maquetación de páginas, pero permite a los artistas gráficos y diseñadores realizar modificaciones dibujando directamente sobre las imágenes importadas. Puedes utilizarlo para formatear tus archivos al milímetro con el fin de enviarlos a la imprenta en un formato estándar, con un sangrado adecuado (un margen previsto para el corte). Por último, Adobe Lightroom se dedicará a la fotografía, con el fin de retocarlas rápida y fácilmente gracias a las herramientas propuestas. Por supuesto, existen decenas de programas, aparte de la suite de Adobe, que no es gratuita, tanto en Windows como en Mac OS X. Por lo tanto, no existe el mejor software de dibujo, sino varios, cada uno adaptado a una función concreta.

Software vectorial VS software dematriz.

Como hemos visto, existen varios tipos de software para diferentes usos, y aunque sus interfaces puedan parecer similares, y sólo parezcan cambiar las herramientas, sigue habiendo una gran diferencia entre dos tipos concretos de software: el software rasterizado y el software vectorial.

● Los softwares de matriz:

Los novatos suelen aprender rápidamente a editar o crear con imágenes que utilizan píxeles. Esto se llama imagen rasterizada, o mapa de bits. Para los diseñadores, incluso los más experimentados, utilizar un software de matriz como Photoshop es una verdadera ventaja. En efecto, aunque éste requiera crear directamente su dibujo sobre un lienzo de un tamaño imponente, el zoom haciendo perder de la calidad de imagen si la resolución en píxeles no es suficientemente alta, los detalles y las gradaciones de colores serán mucho más precisos que con una imagen vectorial que tenderá a aplanarse y a eliminar estos últimos. Además, es posible exportar tus creaciones en jpeg, un formato ampliamente aceptado por muchos sitios web y por cualquier navegador.

● Los softwares vectorial:

Por otro lado, los programas de dibujo vectorial, como Illustrator, se popularizarán rápidamente entre los diseñadores e ilustradores, que agradecerán poder modificar el tamaño de sus trabajos a su antojo, en función del formato en el que deseen distribuirlos. La imagen vectorial utiliza una multitud de pequeños segmentos geométricos unidos por fórmulas matemáticas. Vectorizar una imagen permite crear curvas y líneas rectas naturales que pueden ampliarse sin distorsión, pero en detrimento de los complejos degradados de color, que se simplifican al mínimo. Los diseñadores de ilustraciones vectoriales pueden entonces exportar en un formato particular como SVG para guardarlo y compartirlo con otros profesionales, pero sobre todo en PDF y PNG que permiten compartir fácilmente sus creaciones, con un zoom infinito sobre el archivo (lo que puede ser muy práctico, en particular para un archivo que incluya dibujo industrial por ejemplo).

Los softwares para gráficos.

Cuando hablamos de diseño gráfico, generalmente nos referimos a la creación de elementos visuales en el sentido más amplio del término, ya sean carteles promocionales o informativos, por ejemplo. Existen muchos programas informáticos para realizar estas tareas, y los utilizan los profesionales. Para procesar una imagen de mapa de bits, generalmente recurriremos a Photoshop, que, aunque no sea gratuito, sigue siendo el más utilizado por los profesionales del mundo de la comunicación como el diseñador gráfico, pero también por el particular que desea crear visuales atrevidos, o el debutante que intenta aprender sobre las herramientas gráficas. Sin embargo, el software libre Gimp también ofrece opciones más que convincentes para probar el mundo del diseño gráfico, siendo el homólogo gratuito de Photoshop. Los ilustradores que quieran crear documentos, como infografías o carteles informativos, que deban salir en distintos formatos (más grandes o más pequeños) tendrán que utilizar el formato vectorial. Por ello, Adobe Illustrator tiene su lugar y sigue siendo muy utilizado por la comunidad de diseñadores gráficos. Pero un software vectorial gratuito y de código abierto como Inkscape también hará su trabajo muy bien, y ahora está compitiendo seriamente con ofertas de pago como Adobe Suite o Corel Draw.

Los softwares dedicados a la pintura digital.

Cuando pensamos en el término "software gráfico", pensamos principalmente en la posibilidad de dibujar con él. Aunque el software vectorial puede ser una solución, lo cierto es que la precisión de la imagen de mapa de bits permite obtener un acabado mucho más preciso en cuanto a los colores, por lo que el software de trama tendrá el privilegio de realizar dibujos digitales. En este juego, Photoshop sigue siendo el líder, ya que es ampliamente utilizado por un gran número de usuarios. Pero hay otras posibilidades, como Krita, un software gratuito que es una alternativa real a Photoshop. También tiene un estabilizador de línea y muchas herramientas para la pintura digital. Del mismo modo, Clip Studio Paint (antes Manga Studio) será el aliado ideal para la creación de cómics o mangas. Si bien no tiene una versión gratuita (salvo una versión de prueba de 30 días), es realmente eficaz para el dibujo, con herramientas adaptadas, y la maquetación para que sus planchas estén directamente listas para la impresión después de la exportación. Los viajeros también apreciarán las aplicaciones compatibles con bluetooth para teléfonos y tabletas, como Repaper Studio, que permite vincular la tableta Repaper a tu dispositivo móvil y dibujar en directo, al tiempo que te ofrece la posibilidad de guardar o exportar tus creaciones estés donde estés.

Los softwares para la edición de fotos.

El retoque fotográfico es, por lo general, la actividad que acerca al público en general al mundo del software de dibujo. Si Photoshop vuelve a ser el programa de edición de fotos más utilizado gracias a su extrema versatilidad, como Gimp para la versión gratuita, existen soluciones más adecuadas. Todavía de Adobe, podemos destacar Lightroom, que ofrece herramientas de retoque intuitivas y realmente adaptadas para afinar, mejorar, colorear o recortar tus fotos, o Photoscape o Darktable, programas gratuitos y más que correctos para iniciarse en el retoque fotográfico.

Es importante elegir el software adecuado para tus necesidades.

Si la suite de Adobe es hoy en día la más utilizada en el mundo, gracias a sus diversos programas, a su versatilidad, sobre todo en el caso de Photoshop, y a su capacidad de adaptación a todos los dispositivos, como las tabletas gráficas, ahora hay muchas alternativas que puedes considerar seriamente. La única limitación es saber cómo va a utilizar su software de dibujo. Armarse con herramientas externas como una tableta gráfica, con o sin pantalla, o una tableta escáner como la iskn Repaper, junto con la aplicación Repaper Studio, para tener una sensación aún más intuitiva, es esencial para utilizar el software de la mejor manera posible.