Entrar en las profesiones creativas.

Es importante darse cuenta de que elegir una profesión creativa es, ante todo, elegir un trabajo que te apasione. Aunque algunas personas te digan que estas profesiones no son un verdadero trabajo, porque desde fuera pueden parecer algo divertido, en realidad no lo es, y hay toda una serie de empleos cuya labor está omnipresente en nuestra vida diaria. Ya sea en la comunicación gráfica con el trabajo de diseñador gráfico, maquetista o incluso director creativo o artístico, en el entretenimiento con los cómics, la industria de los videojuegos, el cine, las películas y los espectáculos de animación, o en la moda con trabajos de estilista o maquetista, si tienes una vena creativa, seguro que encontraras algo que hara tus horas de trabajo divertidas, lejos de los llamados trabajos "tradicionales" que no te convienen.

Las profesiones creativas están cada vez más vinculadas a la tecnología digital

Herramientas recurrentes, sea cual sea la profesión elegida.

A medida del afianzamiento de las innovaciones tecnológicas, el digital se ha ido incorporando cada vez más a las profesiones creativas. Estos últimos permiten una nueva forma de trabajar y dan acceso a nuevas formas de arte. Los programas de maquetación, dibujo o diseño, como Illustrator, Photoshop e Indesign, o los de música asistida por ordenador, como Ableton, se han convertido así en algo imprescindible, y es necesario dominarlos para trabajar profesionalmente con sus interlocutores. Se encuentran en particular en los campos del diseño y la comunicación, y obviamente en los de la creación digital. Sin embargo, a menudo van en contra del aprendizaje de los fundamentos de diferentes formas de arte, como la música o el dibujo, por ejemplo, y muchas personas se sienten impotentes cuando se enfrentan a la complejidad del uso de estas herramientas digitales, incluso para los más experimentados en el campo creativo.

Por eso, cada vez aparecen más periféricos que permiten trabajar digitalmente con la sensación de las herramientas más tradicionales. Este es el caso, en particular, del dibujo, con ciertas tabletas gráficas, como la iskn Repaper, que permiten trabajar directamente sobre una hoja de papel, fijada a la tableta de dibujo, y su lápiz favorito, con un anillo magnético colocado alrededor, que retransmite los movimientos y la inclinación del lápiz cuando se utiliza. Esto elimina el problema de la coordinación mano-ojo entre la superficie de trabajo y la pantalla. Dibujar se convierte en algo muy natural, y el trabajo realizado se puede utilizar en cualquier software de gráficos. También observamos que, en general, los programas de dibujo y música intentan ofrecer una interfaz cada vez más intuitiva, para que todo el mundo pueda trabajar de forma profesional, pero manteniendo el lado lúdico, tan querido por los creativos de todo tipo.

Trabajar en la industria del dibujo.

El campo del dibujo es muy amplio, pero sea cual sea la profesión elegida, requiere un gran poder creativo. Por ejemplo, la profesión de dibujante de cómics es la más representativa de este campo de especialización. Sin embargo, otras profesiones como la de ilustrador, que consiste en traducir gráficamente ideas o textos, creando los elementos gráficos de la A a la Z para resaltarlos, se olvidan rápidamente. Otros trabajos más específicos, como el de colorista o el de dibujante de prensa, también pueden permitirte desarrollar tus habilidades en el mundo del dibujo. Para ejercer estas profesiones, un nivel de bachillerato en artes plásticas o aplicadas, estudios artísticos en una Escuela de Bellas Artes u otras escuelas de arte pueden ser un plus, pero no son tan necesarios. Lo importante es trabajar tu estilo gráfico para poder destacar y producir ilustraciones que llamen la atención de tus potenciales clientes o futuros empleadores.

Optar por la comunicación.

La comunicación visual es, sin duda, el campo que ofrece más oportunidades para las personas que quieren trabajar en una profesión creativa. En efecto, hoy en día todas las empresas quieren crear soportes de comunicación, como carteles, logotipos, campañas y proyectos de comunicación, etc., y crear una fuerte identidad visual en torno a su marca para destacar en una competencia cada vez más feroz con la globalización. Existen varias profesiones en el ámbito de la comunicación, especialmente en la creación visual y en el campo de la gráfica y el diseño. Los más sensibles a los gráficos pueden convertirse en diseñadores gráficos y dedicarse a la creación de elementos visuales. Los literatos apreciarán las profesiones de narrador, para contar e imaginar una historia en torno a una marca, o de redactor para crear contenidos en torno a un producto. Con el tiempo, todas estas profesiones pueden conducir al puesto de director artístico. Ya sea para un producto específico o para una marca, su papel será validar o no las propuestas de sus colaboradores, con el fin de crear una verdadera identidad, tanto gráfica como histórica, para la marca. Si algunas empresas tienen su propio departamento de comunicación, cuando elijas este camino tendrás muchas posibilidades de que te contraten en una agencia de publicidad o de diseño gráfico para responder a diversos y variados encargos. Para ello, será necesaria una formación específica como una Formacion Tecnica Superior en Diseño Grafico, Estudios de Diseño Grafico o una Formacion Tecnica Superior en Comunicacion, entre otras, para poder desenvolverse con soltura en las distintas herramientas digitales, imprescindibles en estas profesiones, para poder desempeñarlas.

Las profesiones multimedia.

Si tuviéramos que elegir el ámbito en el que los empleos creativos están definitivamente vinculados a lo digital, elegiríamos sin duda los empleos multimedia. Los contenidos multimedia están omnipresentes en la vida cotidiana y se utilizan ampliamente, ya sea para comunicar, informar o divertir. Hay una gran cantidad de puestos de trabajo en esta categoría. Desde el diseñador de páginas web, que crea la identidad visual y el contenido gráfico de los sitios web, hasta el diseñador multimedia, que acompaña la creación de contenidos multimedia mezclando sonidos, imágenes y textos para formar un conjunto coherente, pasando por el editor de vídeo, que ensambla hábilmente todos los rushes de los medios digitales (sonidos e imágenes) para crear películas apasionantes, tiene a su disposición un gran número de profesiones, cada una tan diferente como la otra. También podríamos mencionar el mundo de los videojuegos, donde, una vez más, se pueden encontrar todo tipo de profesiones creativas en estudios especializados. Está el diseñador gráfico que dibuja los personajes de tus videojuegos favoritos, el animador que pone en marcha todos los bocetos del storyboard, el narrador que crea la historia, o el director de arte y el desarrollador que se encargan, respectivamente, de que todos los elementos aportados formen un conjunto coherente y puedan cobrar vida. Obviamente, los estudios específicos son esenciales para dominar las herramientas necesarias para llevar a cabo las tareas de estas profesiones creativas.

La creación al servicio de la vida cotidiana.

Crear e imaginar la ropa.

A menudo se olvida, pero la ropa que llevamos es necesariamente creada e imaginada por una o varias mentes. Así, la profesión de estilista no sólo se dedica a la alta costura o a los independientes que desean vender sus creaciones. También puedes encontrarlo en grandes empresas de prêt-à-porter, lo que puede aportarte más oportunidades de trabajo, y te permite evolucionar en un campo tan creativo como el textil. A pesar de ello, todavía hay muy pocas oportunidades de trabajo, y es imprescindible seguir cursos de formación específicos para esperar tener una oportunidad de entrar en este campo. Hay muchos Formaciones Tecnicas Superiores en moda, títulos profesionales en el campo del diseño, o másters en escuelas de educación superior dedicadas, para formarte como diseñador, patronista o incluso director artístico en el campo de la moda.

Repensar la arquitectura y los edificios.

La creatividad puede verse en todas partes en nuestras ciudades y pueblos. Tanto si se trata de edificios como de mobiliario urbano, el trabajo del arquitecto requiere una importante parte creativa. Respetando las normas de seguridad necesarias, debe imaginar y crear de la A a la Z la forma de edificios y objetos urbanos que serán visibles y utilizados por todos. Esto requiere la capacidad de crear muebles que atraigan al mayor número de personas y, al mismo tiempo, ser innovadores para destacar o, por el contrario, integrarse de forma moderna con lo que ya existe. Si la profesión de arquitecto de interiores se puede ejercer desde el bachillerato +2, para llegar a ser arquitecto de edificación será necesario seguir estudios más largos, un mínimo de bachillerato +5, y años adicionales para las personas que deseen trabajar como autónomos.

Diseñar objetos cotidianos.

Cuando se diseña un objeto, hay que asegurarse de que destaque entre sus competidores, y de que pueda sobresalir en una estantería para que se pueda vender más fácilmente. También debe ser perfectamente ergonómico para que pueda ser utilizado fácilmente por el mayor número de personas. Para conseguir estas prerrogativas se requieren importantes conocimientos técnicos, y es en este punto donde entra en juego la profesión de diseñador de productos. El diseñador imaginará el diseño gráfico del objeto para que cumpla todos los elementos del pliego de condiciones. También puede realizar el diseño gráfico del envase. Los envases y embalajes de los productos son verdaderas herramientas de comunicación para promocionarlos. El diseñador de productos tendrá que redoblar su creatividad para conseguir atraer la mirada del cliente, manteniendo el lado práctico para el transporte y el uso de los objetos.

La industria del espectáculo: pura creatividad.

Para subir al escena

No podemos hablar de las profesiones creativas sin mencionar las profesiones de los artistas escénicos. Estos últimos, como cantante, bailarín, actor... no requieren necesariamente entrar en escuelas específicas, aunque algunas de ellas, como las escuelas de teatro o los conservatorios, pueden aportar un verdadero plus para mejorar las habilidades. Es un camino difícil para ganarse la vida, y hacer del escenario tu profesión, estando en el punto de mira, es una lucha diaria y requiere un compromiso del 100% para triunfar. Pero como veremos a continuación, hay muchas alternativas al trabajo en la industria del entretenimiento para mejorar tus posibilidades de vivir de ella.

Trabajar en la sombra.

Aunque convertirse en un artista convencional es muy complicado, es posible encontrar un trabajo creativo y relacionado con la interpretación que te permita ganarte la vida. Para los músicos, hay trabajos en publicidad, comunicación o diseño de sonido, que les permiten crear música para diversos medios. También se puede trabajar como músico de estudio para poner música a las composiciones de otros que ya han triunfado en el negocio. Los actores y bailarines o las personas apasionadas por el vídeo y el cine también pueden encontrar trabajo en la televisión o la publicidad. Por último, están todos los trabajos auxiliares de la industria del entretenimiento, como el de director de sonido o de luces, director de producción, director de taquilla o director de administración, que, aunque ofrecen más tareas técnicas que creativas, te permiten trabajar en el campo creativo y tener esa sensación de logro cuando se representa un espectáculo.

Muchas áreas, pero siempre el mismo enfoque.

Como hemos visto, hay muchas profesiones creativas, todas diferentes entre sí, pero el planteamiento sigue siendo el mismo para todas: conseguir vivir de tu pasión, o al menos acercarte a ella para poder dejar salir tu creatividad cada día de trabajo. De acuerdo con tu pasión, encuentra los tipos de trabajo que se corresponden con ella, y haz tu elección para que tu vida profesional sea divertida y agradable en todo momento.