Entrar en el Speed-painting

Entre las diversas prácticas artísticas vinculadas a la pintura digital, encontramos el speed-painting. Esta técnica de pintura, muy utilizada en el universo "Fantasía", requiere rapidez, precisión e inventiva. Desde el material, hasta los pequeños trucos para progresar rápidamente, le proporcionamos las claves para iniciarse eficazmente en el speed-painting digital.

Speed-painting: ¿Qué es?

Si tuviéramos que describir el speed-painting de forma rápida, podríamos traducirlo literalmente como "pintura rápida". Pero esta definición genérica no permite entender exactamente en qué consiste este movimiento creativo, fuertemente vinculado a la pintura digital. Más concretamente, para los pintores especializados en dibujo digital, la pintura rápida consiste en producir dibujos e ilustraciones en un tiempo limitado. Este concepto de arte apareció con el desarrollo de los programas informáticos de dibujo, donde los artistas empezaron a querer crear obras rápidamente, sobre un tema predefinido. Esta forma de hacer pintura digital, utilizando Photoshop CC como herramienta principal, o cualquier otro software de pintura adaptado, permite a los artistas dejar volar su imaginación y salirse de los códigos de la pintura tradicional, que suelen ser muy rígidos e imponen una meticulosidad y un respeto de los pasos precisos. La pintura rápida aporta una nueva forma de crear, más anárquica, pero requiere sin embargo un cierto conocimiento de las técnicas de la pintura tradicional y del dibujo tradicional en su totalidad, para poder ir rápido, sin renunciar al aspecto general de la obra.

¿Qué equipo se necesita para el Speed-Painting?

La tableta gráfica

Entre las principales herramientas digitales que permitirán al ilustrador o dibujante llevar a cabo el speed-painting están las tabletas gráficas. Si el software gráfico y sus opciones pueden compararse con la paleta del pintor en la pintura tradicional, la tableta gráfica será el equivalente al lienzo para los artistas digitales. El tacto, la sensación y la facilidad de uso de la tableta serán los principales atributos en los que hay que fijarse a la hora de elegir una tableta gráfica. A continuación, tendrás que elegir entre las diferentes gamas que se ofrecen. Un principiante en el dibujo digital puede tener la tentación de elegir una tableta gráfica sin pantalla, que suele ser barata, pero difícil de coordinar con el ojo, ya que requiere que se mire a la pantalla del ordenador, no a la mano, cuando se dibuja. Esto puede ser un verdadero obstáculo, sobre todo cuando quieres hacer pintura rápida, que requiere cierta destreza para pintar y retocar tu trabajo rápidamente.

Los ilustradores experimentados apreciarán una tableta con una gran pantalla HD, que es mucho más fácil de usar y da una sensación mucho más realista. Además, el cambio entre capas, la elección de opciones de software, el acercamiento y alejamiento de la imagen y la selección de pinceles digitales se realizan con el trazo de un bolígrafo en este tipo de tableta gráfica. Sin embargo, además de ser incómodas de transportar y bastante frágiles, este tipo de tabletas pueden ser extremadamente caras, sobre todo si se quiere una pantalla de calidad que responda bien a la entrada del estilete. Muchos usuarios no pueden permitirse esa inversión. Por eso, tanto los principiantes como los artistas más experimentados con recursos limitados pueden recurrir a una tableta gráfica que combine la sensación del dibujo tradicional con las ventajas del digital. Una tableta gráfica híbrida como la Repaper de iskn puede permitir al usuario colocar una hoja de dibujo directamente sobre la superficie de la tableta gráfica y dibujar bocetos con su lápiz favorito, alrededor del cual se coloca un anillo magnético que transmite la información de movimiento e inclinación directamente a la tableta gráfica y al software. Esto permite al usuario redescubrir el placer de dibujar, con la precisión y el tacto necesarios para realizar trazos rápidos, y al mismo tiempo tener acceso a cualquier pincel digital proporcionado por el software de dibujo, permitiendo así la exploración de todas las técnicas de pintura artística.

Repaper
La simplicidad del papel y lápiz, la potencia de una tableta graphica
Descubre

El estilete

Otra herramienta indispensable en el arte digital para dibujar en la tableta gráfica es el estilete. El diseñador gráfico debe elegirlo con cuidado, ya que sustituye a todos los lápices, pinceles y otros materiales de dibujo que se pueden encontrar en el mercado tradicional de la pintura y el dibujo. Con él, no es necesario ir a la escuela de arte para aprender a pintar y dominar cada pincel específico de un estilo determinado. El uso de un único elemento como el estilete permite dibujar de forma sencilla, como si se tratara de un lápiz, lo que supone una verdadera ventaja en la pintura rápida, que puede llevar a mezclar géneros. Por lo tanto, debes elegir un estilete con botones de acceso directo ergonómicos, ya que para pintar a gran velocidad es necesario ir hacia atrás, pero también con diferentes puntas, desde la más gruesa hasta la más fina. La calidad de la transmisión de la información, en términos de precisión e inclinación, a la tableta gráfica también debe examinarse detenidamente para obtener la mejor sensación al dibujar.

El ordenador y la pantalla

Tener un ordenador potente y un monitor de buena calidad será esencial para hacer speed-painting de manera efectiva. Recuerda que el speed-painting requiere una respuesta rápida del software gráfico, para que tus movimientos sean fluidos, como si estuvieras pintando sobre lienzo o dibujando sobre papel. Por tanto, la potencia de tu procesador y de tu tarjeta gráfica será fundamental para que puedas practicar este arte de la pintura digital de forma adecuada. La elección del monitor también será importante para realizar trabajos de calidad. Para no tener dudas sobre los tintes y matices utilizados, también será fundamental que la reproducción del color de su pantalla pueda reproducir todos los colores deseados. Así que no frenes demasiado en el precio e invierte en una pantalla de calidad que te dure muchos años.

¿Qué software puedo utilizar para hacer speed-painting?

Los grandes clásicos

Para practicar la pintura digital, y más aún el speed-painting, el artista-pintor debe estar equipado con un software de dibujo eficaz y completo. Puede, gracias a las opciones de su software gráfico, realizar tanto pintura al óleo como pintura acrílica sobre lienzo, pasando por la acuarela, el pastel o incluso el aerógrafo. De hecho, la práctica del speed-painting requiere a menudo una variedad de estilos, y gracias a la tecnología digital, ahora se pueden explorar técnicas húmedas, que no serían adecuadas para esta forma de arte debido al tiempo de secado, como la acuarela. Los programas gráficos más conocidos son, sin duda, la suite de Adobe con Adobe Photoshop e Illustrator. Ofrecen una gestión intuitiva de las capas, pinceles para dibujar de forma creativa y numerosas opciones para crear un dibujo digital, desde el boceto hasta el coloreado. Este conjunto de programas es muy apreciado, sobre todo por los diseñadores principiantes, ya que existen muchos tutoriales para estos programas y permiten dominarlos. Gimp también satisfará a los usuarios que no tienen presupuesto para invertir en un software gráfico de pago. Su cantidad de pinceles y efectos especiales te permiten pintar un lienzo digital rápidamente, con texturas y tintes, todos ellos más increíbles que los demás, siempre que domines bien el programa. También hay numerosos tutoriales para este software gráfico. También podríamos mencionar Corel Painter Essentials y Krita, entre otros, que también pueden utilizarse para crear lienzos y pinturas digitales. La clave está en probar las versiones de prueba para encontrar el software gráfico que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Y en las tabletas y smartphones?

También es posible dedicarse a la pintura rápida utilizando tabletas y smartphones. El objetivo de esta práctica artística es registrar el progreso de su trabajo a lo largo del tiempo. Las aplicaciones para teléfonos inteligentes y tabletas, como Repaper Studio, te permiten conectar una tableta gráfica como la Repaper a tu dispositivo móvil, hacer una selección de diferentes pinceles y lápices en la aplicación, y también grabar un vídeo de tu trabajo a medida que avanza. Esto le permite difundir la construcción de su obra en un medio como YouTube, pero también analizar sus errores para seguir avanzando.

Algunos consejos para pintar rápido

Elige los parámetros adecuados

Antes de empezar a dibujar y pintar digitalmente en speed-painting, tienes que organizarte. La primera idea es saber qué formato quiere ofrecer al espectador. Hacer retratos o paisajes no requerirá la misma forma de pensar, ni la misma configuración. A continuación, basándose en eso, puede preparar sus herramientas gráficas. Colocación y programación de la tableta gráfica y el lápiz para que sean cómodos (sensibilidad, posicionamiento, asignación de atajos, etc.), pero también las opciones del software gráfico, preparando los ajustes para cada pincel que vayas a utilizar. Evidentemente, esto abarca desde el estilo del pincel, hasta su tamaño, pasando por su opacidad, entre otros. De este modo, podrá trabajar más rápidamente cuando empiece su trabajo.

Elige un tema

No faltan los temas creativos en el arte digital. Tendrás que decidir de antemano qué quieres dibujar y con qué limitaciones quieres trabajar. ¿Hacer un trampantojo sólo en blanco y negro? ¿Hacer un mural en torno a un color específico? ¿Hacer retratos realistas en un tiempo limitado? No dudes en plantearte todo tipo de retos. El speed-painting te permite perfeccionar tu técnica, y todo lo que puedas hacer será una experiencia de aprendizaje.

No te fijes en los detalles

A menos que esté previsto de antemano, el speed-painting es un arte gráfico que no se detiene en los pequeños detalles. El objetivo es dominar los principios fundamentales del tipo de pintura o dibujo que se realiza. Vaya directamente al grano, a lo esencial, y trate de obtener un trabajo que respete su idea original, sin perder tiempo en detalles superfluos, que ciertamente pueden aportar un valor añadido, pero que no permiten una gran libertad de acción, y que pueden ser un obstáculo para la creatividad.

Déjate llevar

De nuevo, el objetivo del speed-painting es explorar, improvisar y pintar rápidamente, sin pensar en la mejor manera de conseguir una textura o un efecto concreto. Déjate llevar por la inspiración, no dudes en utilizar diferentes técnicas, tintes y matices particulares, en probar cosas distintas con las sombras y los efectos de luz, en retocar o borrar un elemento pintado hace varias decenas de minutos porque tu idea ha cambiado sobre la marcha... Aunque un tema esté definido de antemano y pueda ser respetado, el speed-painting sigue siendo al diseño gráfico lo que la improvisación puede ser a la música.

Conclusión

Como hemos visto, el speed-painting es sobre todo una actividad que requiere técnica y creatividad, para poder dibujar rápidamente y sin titubeos. Las reglas de la pintura y el dibujo tradicionales pueden dejarse de lado, y la experimentación está a la orden del día en esta práctica. Gracias a los programas informáticos y a las tabletas gráficas, ya no es necesario tomar cientos de horas de clases de dibujo para dominar todas las herramientas de pintura que existen. Con un simple lápiz óptico, ahora puedes mezclar estilos y dar rienda suelta a tu inspiración del momento, pero también utilizar técnicas que normalmente requerirían un largo tiempo de secado, lo que normalmente sería contradictorio con la esencia misma del speed-painting.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y obtén un cupón de regalo de 10€
Válido para la compra de una Repaper Faber-Castell Edition o Repaper xLite nueva.