¿Cómo diseñar un logo?

Crear un logotipo personalizado es un trabajo diferente al que están acostumbrados a hacer los creativos y los expertos en diseño. Éste no es sólo artístico. Tiene una finalidad comercial y debe permitir a una empresa o estructura que desee darse a conocer, crear una nueva identidad. Disponer de las herramientas adecuadas y de los conocimientos necesarios en dibujo y comunicación es obligatorio para crear un logotipo atemporal.

El logo, una herramienta de comunicación indispensable.

La creación de una verdadera identidad visual, para ser reconocible y rápidamente identificable, es esencial para las empresas, asociaciones, sitios web o cualquier estructura que desee ser conocida por el público en general. Para ello, el logotipo es la herramienta perfecta para crear una identidad de marca, y el logotipo de la empresa debe corresponder a la representación gráfica de la misma. Es, junto con el eslogan, el elemento más importante de la comunicación corporativa, que debe permitir que todo el mundo reconozca la marca a primera vista, y que debe ser memorable para el mayor número de personas. Es aún más importante no estropear la creación gráfica a la hora de diseñar un logotipo, ya que se utiliza en varios medios de comunicación, desde tarjetas de visita hasta carteles, publicidad o sitios web. Por ello, la gran mayoría de las estructuras profesionales recurren a un diseñador cualificado que trabaja en una agencia de comunicación, o a un diseñador gráfico autónomo, para crear la identidad gráfica de la empresa, así como su imagen de marca.

Tener las armas adecuadas para empezar bien.

Conocer los fundamentos del dibujo.

Para crear una imagen de calidad para la creación de un logotipo, los diseñadores deben tener una sólida formación en dibujo y una cultura general y artística que les permita encontrar la idea adecuada para su cliente. La creación de una carta gráfica suele ser llevada a cabo por las empresas. El diseñador de un logotipo debe entonces ser capaz de dibujar en diferentes estilos y adaptar sus bocetos a ellos. Conocer las técnicas de dibujo, colorimetría, dibujo digital, pero también la historia del arte, para crear en torno a cualquier tema, e inspirarse en los más grandes artistas, todo este conocimiento puede ayudarle a crear logotipos más inventivos y más llamativos para el mercado objetivo.

El software gráfico, el aliado indispensable.

Los logotipos de las empresas deben poder utilizarse en cualquier medio de comunicación. Por lo tanto, contar con el equipo de diseño gráfico adecuado es esencial para realizar un logotipo original, con elementos gráficos que puedan adaptarse a cualquier situación. El uso de un software de dibujo y una tableta gráfica es esencial para los diseñadores gráficos que deseen crear logotipos con fondo transparente, que puedan utilizarse en cualquier lugar y cuyo tamaño no sea un problema. Puedes crear logotipos con herramientas como Photoshop o Gimp, que te servirán por su versatilidad. Sin embargo, es mucho más recomendable utilizar un programa de dibujo vectorial como Adobe Illustrator o Inkscape, gracias al sistema de vectorización que ofrecen. Como un boceto vectorial no utiliza píxeles, puedes cambiar el tamaño de tu dibujo como quieras, sin perder calidad. El logotipo que se crea permanece en alta resolución, independientemente del medio utilizado y de su tamaño. La desventaja del formato vectorial es que la gestión del color es mucho menos eficaz que la del software de trama, que utiliza píxeles, pero, como veremos, la creación de logotipos no requiere una gran variedad de colores. Este software también es indispensable, ya que la gestión de las capas le permite trabajar en cada elemento de su logotipo independientemente de los demás, para crearlo de forma más rápida y eficaz.

La tableta gráfica, una ayuda esencial en la creación de logos.

odlifPara utilizar estos softwares, una tableta gráfica se convierte rápidamente en algo esencial, ya que utilizar un ratón y un teclado es imposible para obtener dibujos digitales de buena calidad. Mientras que los que trabajan únicamente desde su oficina pueden optar por una tableta muy cara con pantalla, la mayoría de los diseñadores gráficos optarán más fácilmente por las que no tienen pantalla, que son más fáciles de manejar y transportar, y mucho más baratas, pero tienen la desventaja de tener que dominar la coordinación mano-ojo, ya que el dibujo sólo se muestra en la pantalla del ordenador, y no directamente bajo el lápiz. Además, el uso del bolígrafo y la textura de la superficie de trabajo pueden resultar confusos para los principiantes o las personas acostumbradas a trabajar en papel. Para aquellos que todavía disfrutan dibujando en una hoja de papel estándar antes de trabajar en el ordenador, o para las personas que les gusta trabajar en movimiento, por ejemplo en el transporte, o que simplemente no están acostumbrados a la coordinación mano-ojo que requiere una tableta sin pantalla, entonces una tableta de papel, como la ISKN Repaper, puede ser la solución adecuada. Este tipo de tableta gráfica versátil le permite crear su boceto directamente en una hoja de papel, colocada en la superficie de trabajo, con su lápiz favorito, como en un cuaderno de dibujo tradicional. Además, permite trabajar de forma autónoma, sin necesidad de ordenador, gracias a una memoria integrada. Todo lo que tienes que hacer es transferir tu copia de seguridad a un ordenador en casa y trabajar en tu imagen directamente en el software de gráficos, igual que harías con una tableta gráfica sin pantalla. Se trata de una herramienta de diseño intuitiva, perfecta para quienes se desplazan y quieren inspirarse en el exterior para crear logotipos llamativos y reconocibles.

Algunos consejos para crear un logo.

Analiza el tema.

Los logotipos de las empresas deben representar toda la identidad visual de la empresa en una sola imagen. Su diseño debe, en pocos trazos, y respetando la carta gráfica de la empresa, actuar como representación gráfica de la misma. Puede ser una transcripción gráfica del sector de actividad de la empresa, de sus valores, una referencia a un ideal o a una filosofía, o puede ser una palabra, un eslogan estilizado, con un tipo de letra determinado, o todo ello a la vez. Por ello, es importante, a la hora de embarcarse en el diseño de un logotipo personalizado, analizar todo con detenimiento, para proponer un trabajo completo e impactante. Toda la comunicación visual de la empresa, la asociación o cualquier otra estructura para la que trabaje, pasará por este logotipo.

Sólo dibuja.

Durante el proceso de diseño, todos los principiantes que ya han creado un logotipo, ya han querido añadir detalles que lastran el diseño. Para que su diseño gráfico no parezca anticuado y pasado de moda, y para conseguir un logotipo moderno con una identidad visual fuerte y atemporal, el diseño sencillo y minimalista y las formas básicas son el camino a seguir. Todos hemos visto la señalización de carreteras o de emergencia. Son simples, eficaces y la tipografía o los iconos utilizados tienen la ventaja de ser fácilmente recordados y reconocibles por los observadores. Esto es lo que buscamos también con la creación de un logotipo. Círculos, cuadrados, rectángulos, triángulos, etc. Utilizando todas estas figuras geométricas básicas, y entrelazándolas, se pueden hacer diseños llamativos, significativos y que se quedan en la mente. Lo mismo ocurre con la escritura. Si el tipo de letra utilizado para escribir el nombre de la empresa es demasiado "original" y complejo, hará que el conjunto parezca pesado y poco atractivo para los transeúntes. Apple, Microsoft, Nike, Adidas, WWF y McDonalds son ejemplos de logotipos conocidos por su uso de fuentes y diseños sencillos e incisivos. Mantener la sencillez no es tan fácil, pero es esencial para conseguir un diseño de logotipo que sea reconocible por todos.

Utiliza colores visibles y armoniosos.

Un logotipo profesional, por muy bien diseñado que esté en el fondo, debe ser legible y visible a distancia. Por eso, la elección de los colores es un paso importante que no hay que descuidar. Puedes optar por el blanco y negro, que es una apuesta segura, pero poco original, y si quieres color, piensa en cómo combinarlo. Al igual que en un dibujo, la armonía del color es esencial y hay que dominar los matices. Intenta no superar los tres colores como máximo, con un color brillante, un color intermedio y un color de apoyo si es necesario. Los colores demasiado apagados tampoco son recomendables para un logotipo, y utilizar degradados o efectos demasiado marcados, más allá de estar fuera de moda, es realmente un obstáculo para su visibilidad.

Piensa con originalidad, pero no copies.

A la hora de proponer un logotipo, el diseñador debe idear un diseño creativo que permita al cliente diferenciarse de la competencia siendo el más reconocible de todos. Cuanto más creativa sea la sugerencia, más efectiva será. Por lo tanto, es importante evitar inspirarse demasiado en lo que ya existe, para crear un logotipo nuevo y único que contribuya a la creación de una identidad fuerte. Además, sería una pena que un competidor nos demandara por violación de los derechos de autor o por falsificación por un simple diseño que parece salido del primer generador de logotipos. Inspírate en la naturaleza, en lo que te rodea... Todavía hay muchas vías que explorar para encontrar un logotipo eficaz.

Cuidado con los dobles sentidos.

Lo último, pero no sea lo menos, a la hora de diseñar los logotipos, es prestar especial atención a los dobles sentidos. Tener un doble sentido en sus diseños puede ser el peor tipo de comunicación para una empresa. Aunque puede ser intencionado, incorporando un significado oculto, acorde con la filosofía de la empresa, también puede ser accidental, y pasar desapercibido para las personas que validan el resultado final. La presencia de un signo ostentoso o rijoso en un logotipo, sin que los creadores sean conscientes de ello, ya ha sucedido y, con el poder y la velocidad de Internet, se han desarrollado rápidamente variaciones y burlas en los foros y sitios más visitados. Por lo tanto, hay que estar atento a la hora de crear un diseño de logotipo, y organizar una sesión de brainstorming, con personas neutrales, puede ser una buena idea para reflexionar sobre lo que va y lo que no va en su creación.

Conclusión

La creación de logotipos requiere grandes conocimientos gráficos, tanto en el diseño tradicional como en el digital. Los logotipos deben ser adaptables a todos los medios, y para ello, el uso de programas de dibujo será esencial para el diseñador de logotipos. Si no estás acostumbrado a lo digital, una tableta gráfica adaptada puede ayudarte a hacer la transición. Sin embargo, tendrá que dominar rápidamente el dibujo por ordenador, ya que las ilustraciones deben contribuir a crear una fuerte identidad visual, y la coherencia gráfica es esencial para obtener un resultado que satisfaga las expectativas del cliente.