¿Con qué tableta gráfica empezar?

ISKN Repaper, Wacom, Gaomon, X Pen, iPad o incluso marcas desconocidas, la gama de tabletas gráficas nunca ha sido tan amplia. ¿Debo elegir entre una tableta de 8", 10" o 13"? ¿Con qué resolución de pantalla? ¿Con o sin pantalla? ¿Cuántos botones y teclas? ¿Bluetooth o USB? Como principiante, puede perderse rápidamente. Aquí te damos algunas claves para que entiendas qué parámetros debes tener en cuenta, para que puedas hacerte tu propia opinión y seleccionar la mejor tableta.

Preámbulo: ¿Qué es una tableta gráfica?

¿Para qué sirve?

La tableta gráfica permite tanto a los principiantes como a los diseñadores experimentados realizar trabajos gráficos en el ordenador con precisión. Gracias a su lápiz y a su superficie dotada de sensores de sensibilidad, actúa como un cuaderno de dibujo en el que se dibuja, con una retranscripción digital en directo en la pantalla del ordenador. Este producto se convierte en indispensable para los diseñadores gráficos profesionales, así como para los aficionados a los que les gusta guardar rastros digitales de su trabajo, o que desean utilizar una variedad de herramientas gracias a la potencia del software de dibujo, sin tener que invertir en una colección de rotuladores y pinceles.

¿Qué tipos de tabletas gráficas existen en el mercado?

Tabletas gráficas sin pantalla.

Como principiante en el campo de los gráficos digitales, cuando hablamos de una tableta gráfica, pensamos sobre todo en una superficie de dibujo sin pantalla que utilizamos con un lápiz digital. Este es el tipo de producto que se encuentra con más frecuencia en el mercado y que puede ser una buena opción para los principiantes que quieren empezar a dibujar digitalmente. La oferta de modelos es muy amplia y de todos los precios, que varían en función de la calidad y la precisión del área de dibujo y de sus sensores de presión, pero también de sus opciones. Por lo tanto, estas tabletas gráficas son fáciles de encontrar a un precio asequible, pero ¡cuidado! Si inviertes poco, puedes acabar con un producto de mala calidad, pero lo más importante, y volveremos a ello, es que este tipo de dispositivos sin pantalla pueden ser rápidamente difíciles de usar, ya que la coordinación mano-ojo entre la tableta y la pantalla del ordenador no es natural para quien quiere introducirse en el mundo del arte digital.

Tabletas gráficas con pantallas.

Si utilizar una tableta gráfica sin pantalla puede resultar complicado al principio, optar por una tableta con pantalla de alta definición integrada puede ser una solución. Estos dispositivos ofrecen una superficie de trabajo, consistente en una pantalla LCD o Super AMOLED, que permite trabajar directamente sobre ella y ver cómo se dibuja el trabajo bajo la punta del lápiz. Por lo tanto, son una alternativa real, con una ergonomía mejorada para dibujar sin tener que preocuparse por la coordinación mano-ojo. Sin embargo, si esto suena como la solución perfecta, hay algunos puntos negros para los principiantes que quieran comprar una tableta gráfica dedicada. Además de la diferente sensación de dibujo en comparación con el papel/lápiz tradicional, su presupuesto debe ser considerable. Una pantalla de alta resolución es imprescindible, y los niveles de sensibilidad y el paralaje (el desfase entre la punta del lápiz y la línea que se forma en la pantalla de tu tableta gráfica) deben ser de una precisión inigualable. El tamaño de la pantalla también debe ser grande para que sea más cómodo dibujar en este tipo de dispositivos. Todas estas cosas son caras, e ir a por la primera tableta china pequeña y básica de este tipo no parece una buena idea si no quieres que acabe en el cajón.

Tabletas gráficas híbridas.

Hay otro tipo de tableta gráfica que destaca entre las demás para el dibujante principiante que quiere buscar productos fáciles de manejar a la hora de elegir una nueva tableta gráfica. La tableta gráfica híbrida, al igual que la ISKN Repaper, permite dibujar directamente sobre una hoja de papel, colocada en la zona de trabajo del dispositivo, con su lápiz favorito, gracias a un anillo magnético colocado en ella. La superficie activa de la mesa gráfica detecta la posición e inclinación del bolígrafo gracias a sus sensores magnéticos, y los niveles de presión actúan al menor toque para retranscribir el dibujo en papel, directamente en la pantalla del ordenador o en la memoria de la tableta. A continuación, es posible reelaborar los dibujos con las herramientas de tu software gráfico favorito. Este tipo de tableta es una buena opción para los principiantes, ya que pueden mantener sus hábitos de dibujo tradicionales para hacer bocetos, sin tener que preocuparse por la sensación de dibujar con un bolígrafo o la coordinación mano-ojo, pero pueden hacer gradualmente la transición a un ordenador gracias al modo sin pantalla. Además de su ergonomía, el precio asequible de esta herramienta la convierte en la mejor relación calidad-precio, en comparación con una tableta sin pantalla que sólo se puede utilizar con un ordenador, o con las tabletas gráficas táctiles con pantalla, que son demasiado caras para quien quiera tener una primera experiencia de dibujo digital.

Repaper
La simplicidad del papel y lápiz, la potencia de una tableta graphica
Descubre

Algunos consejos para elegir una tableta gráfica como novato.

¿Qué precio debería invertir en una tableta gráfica para empezar?

Como principiante, elegir un modelo de tableta gráfica puede ser difícil, dado el gran número de productos disponibles en el mercado. Se puede optar por las tabletas sin pantalla, que son las más baratas, pero requieren mucha paciencia para dominar la coordinación entre la mano que dibuja en la tableta y el ojo en la pantalla del ordenador. Una tableta con pantalla tendrá la ventaja de ser más ergonómica, pero el precio subirá rápidamente, y la necesidad de un equipo de calidad es esencial para esta gama de dispositivos. En todos los casos, ya sea con o sin pantalla, para evitar las decepciones que suelen acompañar a los periféricos de bajo precio, es preferible optar por un modelo cuya marca sea ya conocida (Wacom Intuos y Cintiq, Huion, Gaomon, X pen artist pro, etc.), lo que aumentará invariablemente el precio, y cuyo uso no será necesariamente compatible con la idea de una primera compra para un principiante en la pintura digital. La solución puede venir entonces de la mano de modelos de tabletas híbridas, como la Repaper de ISKN, cuyo diseño está largamente pensado por ingenieros franceses, y que ofrece una relación calidad/precio asequible para el principiante, y que le proporcionará una tableta versátil, que durará en el tiempo y le permitirá progresar ofreciéndole dibujar en papel, y realizar retoques en ordenador. Esta puede ser la opción adecuada para empezar a trabajar.

Tamaño, batería, memoria: ¿es usted más aventurero o casero?

La elección de una tableta gráfica depende de tus necesidades. Debido a su conexión a la red eléctrica, o a la necesidad de disponer de una gran tableta con una gran pantalla para trabajar en detalle, las tabletas gráficas con pantalla son más adecuadas para un uso sedentario, que satisfará principalmente al diseñador gráfico que trabaja en un escritorio fijo. En cuanto a los modelos de tabletas gráficas sin pantalla, tienen la ventaja de ser más ligeras y portátiles, pero el usuario tendrá que llevar consigo un ordenador portátil cuando se desplace, para poder ver lo que está dibujando. Queda la tableta híbrida de tamaño medio, que hasta la fecha ofrece más versatilidad en su manejo. Su tamaño permite llevarla de un lado a otro, y su independencia del ordenador, gracias a su zona activa que permite dibujar sobre el papel, su memoria interna que ofrece una gran capacidad de almacenamiento, y su batería recargable que no requiere un enchufe constante a la red eléctrica, la convierten en la mejor opción para los aventureros que deseen utilizar su tableta gráfica rápidamente y en cualquier ocasión. A continuación, sólo tienes que transferir los archivos directamente a tu ordenador, tableta o smartphone para editar tus bocetos en casa con tu software de dibujo favorito.

La compatibilidad con el software y las aplicaciones, un componente esencial a la hora de comprar tu primera tableta gráfica.

En el mundo digital, la fase de creación gráfica se realiza, sin duda, con un software de dibujo adecuado. La elección de tu tableta gráfica también debe basarse en su compatibilidad con tu sistema operativo, tanto en Windows como en Mac OS, así como con los programas gráficos más utilizados (Adobe Photoshop, Illustrator, Lightroom para la edición de fotos, Gimp, Corel Painter, etc.). Además de ser compatible con portátiles y ordenadores de sobremesa, para trabajar en movilidad, una tableta gráfica que pueda asociarse a un dispositivo móvil como un iPad mini o pro de Apple, un iPhone bajo iOS, o con todas las tabletas o teléfonos bajo android, le permitirá tener acceso a muchas aplicaciones de dibujo disponibles en la tienda de Apple o en la Google Play Store, y dibujar donde quiera. Cuanta más compatibilidad de software tenga tu tableta, más opciones de software tendrás y más oportunidades tendrás de trabajar con otras personas que utilicen software diferente.

Rendimiento, conectividad, accesos directos y accesorios: todo para facilitar su trabajo.

Lo primero que hay que mirar es la conectividad disponible en tu futura tableta gráfica. Los puertos USB para una conexión con cable usb es lo primero que hay que comprobar, para poder trabajar en cualquier tipo de ordenador. Algunos portátiles también ofrecen emparejamiento Bluetooth, y tener esta capacidad con su tableta gráfica liberará su escritorio, y también le permitirá conectarla fácilmente a su teléfono o tableta multimedia. Piensa también en los atajos, esos pequeños botones incrustados en el marco de tu tableta gráfica y en tus bolígrafos digitales. Aunque sigue siendo posible acceder a las opciones de tu software gráfico con los botones del teclado y del ratón, los atajos personalizables te permiten acceder a las opciones preferidas de tu software (deshacer la última acción, seleccionar una herramienta, etc.) con una sola pulsación. Esto hará que tu tableta sea una herramienta más interactiva, y te permitirá trabajar con fluidez con tu paleta de gráficos. Por último, echa un vistazo a las afirmaciones sobre el rendimiento. Las mejores tabletas gráficas serán las que te permitan dibujar con precisión, gracias a los niveles de presión que te permiten dibujar con precisión. Más de 8.000 niveles de presión, como en el ISKN Repaper, son un mínimo para quien quiera meterse de lleno en la pintura digital.

Entonces, ¿qué tableta gráfica debo elegir?

ISKN Repaper, Wacom Intuos, Wacom Cintiq, X Pen artist pro, Huion, Gaomon, ... Son muchas las tabletas disponibles en las tiendas cuando te inicias en las artes gráficas. Elegir la oferta adecuada cuando se empieza es un verdadero dolor de cabeza, ya que hay muchos modelos de tabletas gráficas. Puedes recurrir a una guía online para analizar cada tableta, pero recuerda que tu opinión debe basarse en tus necesidades. Como principiante, no tiene sentido ir a por una tableta excesivamente cara de la que sólo usarás un tercio de sus capacidades. Por el contrario, si se opta por un aparato básico con poca capacidad, se corre el riesgo de desistir de la pintura digital. Un modelo intermedio que sirva de puente entre el dibujo tradicional y el digital, y que pueda utilizarse en cualquier lugar y situación, como una tableta híbrida como la ISKN Repaper, puede satisfacer tus necesidades a corto y largo plazo, todo ello sin arruinarte.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y obtén un cupón de regalo de 10€
Descuento válido a partir de 100€ de compra.