¿Qué material de dibujo utilizar?

Dibujar con un lápiz sobre una hoja de papel, o sobre una tableta gráfica, requiere en todos los casos invertir en material más o menos abundante. ¿Qué herramientas debe utilizar? ¿Cuáles son los más esenciales para empezar a dibujar? ¿Cómo elegir entre todos los tipos de papel y lápiz? Le daremos algunos consejos para orientarse entre todo este equipo.

¿Material de dibujo tradicional o digital?

Materiales de dibujo tradicionales

Cuando un novato quiere aprender a dibujar y equiparse para hacer un boceto, se plantea la cuestión de qué utilizar para hacer un dibujo profesional, que le permita utilizar diferentes técnicas de dibujo. Hay dos opciones principales para hacer bocetos: el equipo tradicional, principalmente papel y lápiz, y el equipo digital, con una tableta gráfica. Trabajar con lápiz, con papel de dibujo específico y lápices de grafito, es lo más natural para los aspirantes a artistas. De hecho, hay una gran historia de dibujos a lápiz en las artes gráficas, y cualquiera sabrá intuir cómo dibujar con estas herramientas. Sólo tienes que poner el lápiz sobre el papel y dejar volar tu imaginación. Sin embargo, cuando se quiere obtener un resultado diferente, a partir de otras técnicas de dibujo como el carboncillo o el pastel, por ejemplo, se hace necesario trabajar de forma diferente. Además, con el paso del tiempo, invertir en un tablero de dibujo y otros accesorios se convierte en algo obligatorio para realizar trabajos con más comodidad y posibilidades. Todo este material de larga duración implica la compra de muchos consumibles, que se desgastan con el tiempo y a veces son frágiles.

El material para el dibujo digital

Para evitar todas las compras habituales de consumibles en el dibujo tradicional, y para probar otras especialidades de dibujo, podemos ver a los creativos, principiantes o no, optar por diversas tabletas gráficas. La ventaja de éstos es que permiten trabajar con programas de dibujo como Photoshop y Gimp, y producir un dibujo artístico, mezclando estilos, sin tener que invertir en muchos lápices y pinceles diferentes. Todo lo que se necesita es la superficie táctil de la tableta gráfica, que actúa como un tablero de dibujo y una hoja de papel, y un lápiz digital, que sustituye a cualquier herramienta tradicional. Sin embargo, dibujar con una tableta gráfica sin pantalla (las más utilizadas hasta ahora) requiere un tipo de entrenamiento especial, ya que la coordinación mano-ojo no es tan natural como con los equipos convencionales. Tienes que mirar la pantalla del ordenador constantemente para ver lo que estás dibujando. Pero están surgiendo nuevas soluciones, y ahora es posible, con una tableta gráfica híbrida, como la Repaper de iskn, combinar la comodidad del dibujo en papel con la potencia del software gráfico. Este tipo de tableta gráfica es el compromiso ideal, ya que permite acoplar una hoja de papel directamente a la superficie táctil de la tableta gráfica, y trabajar con su lápiz favorito, mediante la instalación de un anillo magnético que retransmite al dispositivo todos los movimientos del lápiz gris, rotulador o bolígrafo al que está acoplado. De este modo, es posible dibujar con las herramientas que ofrece el software gráfico, para tener un renderizado particular en el ordenador, mientras se dibuja normalmente en el papel acoplado a la tableta de dibujo.

Los materiales de dibujo esenciales para empezar

El medio gráfico

Cuando quieras empezar a dibujar, el soporte en el que harás tus bocetos es muy importante. Es importante seleccionarla con cuidado, en función del tipo de dibujo que se quiera hacer. Los principiantes optarán por una hoja de papel cuadriculado cuando empiecen, pero pronto tendrán que cambiar a medios más adecuados para el dibujo técnico, en función de sus objetivos. Simplemente, las hojas de papel con una superficie lisa serán adecuadas para los dibujos de tinta, como la caligrafía con tinta china, o para los cómics, que pueden necesitar ser escaneados sin un efecto granulado detrás. El papel de grano más grueso, como el Canson, es ideal para el dibujo al carbón o al pastel, técnicas que requieren una fijación al soporte, que ofrece un grano con un relieve más imponente. El gramaje del papel también será importante, y si se puede utilizar un gramaje ligero para técnicas secas como el grafito, se necesitará un gramaje más grueso cuando se utilicen técnicas húmedas como la tinta o la pintura. Por eso se utilizan lienzos gruesos, con un grano grande, para que la pintura se fije bien en el soporte. Los lápices estándar, al igual que los rotuladores, o las herramientas básicas de dibujo, tienen la particularidad de poder adaptarse a la gran mayoría de los papeles. Por lo tanto, es una cuestión de preferencia, y lo mejor es ir a una papelería y probar varios modelos de hojas y cuadernos de dibujo. También es posible innovar, y por qué no utilizar cartón para hacer plantillas para dibujar patrones repetitivos, o utilizar papel de calco, para dibujar para la animación, por ejemplo.

Lápices de grafito

Dibujar con un lápiz de grafito estándar, más conocido como "lápiz gris", "lápiz de madera", "lápiz de papel" o "lápiz de plomo", según la región, permite realizar casi todos los bocetos posibles, de forma sencilla, económica, con gran ergonomía y comodidad. Tiene la gran ventaja de ser adaptable a casi cualquier superficie, de ser borrable con goma de borrar, y de poder ofrecer una gran variedad de modelos, desde el pequeño lápiz del tipo criterium con su inigualable finura, hasta el lápiz más grueso como el tipo B con su mina grasa que es más difícil de borrar, pasando por un lápiz del tipo H con mina seca que es fácil de borrar. La estrella del mundo del dibujo a lápiz es el lápiz HB, que es el más popular, ya que lo utiliza gran parte de la población, desde los escolares hasta los abuelos. Los lápices HB ofrecen una inmensa versatilidad y permiten crear todo lo que puedas imaginar con sólo una hoja de papel y un lápiz, desde dibujos realistas hasta dibujos manga, cómics y la posibilidad de dibujar un retrato a lápiz, entre otros. Cualquier técnica de dibujo a lápiz es posible, y es tan fácil dibujar líneas finas como dibujar sombras, o incluso zonas planas difuminando el material con un sello. Es el lápiz de dibujo perfecto para el principiante, por la variedad de usos que ofrece y la posibilidad de borrarlo fácilmente, pero también por su precio muy asequible. Sin embargo, necesitará un afilador de calidad para mantenerla y seguir utilizándola durante el mayor tiempo posible.

La goma de borrar

La goma de borrar, aunque no es imprescindible al principio -volver a empezar es más recomendable que retroceder borrando cuando se está empezando-, es un elemento que rápidamente se convierte en imprescindible cuando se avanza y se empiezan a hacer dibujos más ambiciosos. Hay muchas gomas de borrar diferentes, como la goma de miga de pan, que permite borrar las líneas de los lápices blandos y atrevidos, sin sólo difuminarlas, o la goma blanca, más adecuada para los lápices duros o medios, cuyas líneas se pueden borrar fácilmente. La eficacia del borrado depende de la dureza de los lápices utilizados, y es importante elegir la goma adecuada, pero sobre todo no utilizarla en exceso, para mantener el dibujo lo más limpio posible.

Lápices especiales: carboncillo, rotulador, ...

Una vez que te sientas cómodo con los diferentes tipos de lápices de grafito, puedes probar otras técnicas de dibujo. Eres libre de equiparte con el material necesario para dibujar con carbón, piedra negra, grafito o, por qué no, con un bolígrafo. Disponer de una panoplia de bolígrafos, carboncillos, puntas metálicas diversas, rotuladores y marcadores negros para entintar, tizas para probar nuevos medios o pasteles, entre otras cosas, le permitirá descubrir nuevos horizontes y entregarse a formas de dibujar completamente nuevas. Sin embargo, algunos de estos artículos requieren un fijador para que duren en el tiempo, y también tendrá que elegir el papel con cuidado para que estas herramientas se puedan utilizar en las mejores condiciones.

Las herramientas para colorear

Para colorear sus dibujos, puedes traer los materiales necesarios para eso. Los lápices de colores son bien conocidos y, si se utilizan correctamente, pueden dar un bonito acabado a tus bocetos. Sin embargo, debes optar por una colección amplia, con grandes gradaciones de color, para que puedas hacer muchas gradaciones realistas en tu boceto. Al igual que el lápiz de color, el rotulador está disponible en muchos tonos de color, y tener una gama de ellos puede ser útil para terminar y colorear ciertos tipos de dibujos. Algunas personas también apreciarán el lado creativo de los pasteles, que pueden utilizarse en infinidad de tonos, o de los pinceles y diferentes tipos de pintura con una gran variedad de pigmentos. Sin embargo, si utilizas papel blanco, seguro que no tendrás problemas para colorear tu obra con facilidad, con un resultado brillante, pero por el contrario, utilizar papel de un color más oscuro o menor puede hacer que los colores utilizados queden apagados, por lo que es importante elegir el material adecuado para que el color de los lápices prime sobre el de la hoja.

Herramientas digitales

Como ya hemos visto, las herramientas digitales permiten trabajar con programas gráficos y probar varias técnicas de forma sencilla y sin necesidad de una amplia gama de herramientas. Aunque, en teoría, una simple tableta gráfica sin pantalla y un lápiz digital pueden hacer el trabajo, este tipo de dispositivo no permite trabajar de forma intuitiva, por la coordinación mano-ojo, ni poder dibujar en movimiento, como se podría hacer en un bloc de dibujo estándar, por la necesidad de tener un ordenador disponible. El principiante en el dibujo puede entonces recurrir a una tableta híbrida, como la iskn Repaper, que permite, como ya hemos visto, trabajar sobre el papel, con un lápiz estándar, pero también dibujar en cualquier lugar, gracias a una memoria incorporada, que registra los trazos de lápiz realizados sobre el papel, directamente en la memoria de su tableta. Todo lo que tienes que hacer es transferir tus bocetos a tu ordenador cuando llegues a casa, trabajar en ellos con el software de gráficos de tu elección y practicar con una tableta de dibujo estándar cambiando tu tableta al modo sin pantalla.

Conclusión

La tecnología digital ofrece ahora una versatilidad inigualable con las opciones que ofrece el software gráfico, y la inversión en una simple tableta gráfica puede ser una solución para no tener que comprar innumerables lápices. Sin embargo, cuando se empieza, vale la pena aprender a dibujar en papel, ya que este método es más intuitivo y natural. Por ello, es necesario equiparse con las herramientas básicas para poder dibujar correctamente, y salvar la distancia con una tableta de dibujo híbrida puede ser una solución para no gastar demasiado dinero en la profusión de equipos, poder darse el gusto de dibujar otros estilos a menor costo, descubrir el mundo de lo digital y mantener la comodidad de aprender el dibujo tradicional.