Cómo dibujar de forma autónoma en una tableta gráfica, sin ordenador

La posibilidad de dibujar en cualquier lugar, sin acceso a un ordenador, pero sin dejar de tener las numerosas ventajas del software digital, es algo que buscan cada vez más diseñadores para poder inspirarse en el exterior, o para ahorrar tiempo cuando trabajan en movimiento. La tableta gráfica independiente desempeña un papel indispensable para combinar el dibujo digital con la libertad y la comodidad del dibujo tradicional.

La tableta gráfica, la herramienta esencial para el dibujo digital

Para dibujar con un software gráfico, si es posible utilizar el teclado y el ratón, queda muy poco aconsejado para un manejo interactivo y eficaz de su software. La compra de una tableta táctil adaptada al diseño gráfico se convierte en una opción obvia para dibujar en el ordenador, o incluso para la edición de fotos. La paleta gráfica, compuesta por la tableta gráfica y el estilete, incorpora una tecnología que ofrece la posibilidad de acercarse al dibujo tradicional, al tiempo que cuenta con las ventajas de las herramientas digitales. Los niveles de sensibilidad que ofrece el lápiz, los accesos directos personalizables, un pincel que se adapta a cada estilo e incluso una conectividad simplificada, con conexión inalámbrica, para las mejores tabletas gráficas táctiles, son características que los diseñadores gráficos buscan para trabajar eficazmente en sus bocetos digitales. Pero cada vez más, los principiantes que quieren aprender a pintar digitalmente, así como los artistas experimentados y profesionales, buscan liberarse de las limitaciones del ordenador, para poder trabajar en movimiento, o dibujar al aire libre para encontrar la inspiración. Tabletas con o sin pantalla, dispositivos híbridos, todas las tabletas gráficas tienen sus especificidades, y algunas se adaptan mejor a esta situación.

¿Cuáles son las ventajas de una tableta gráfica autónoma?

Cuando hablamos de una tableta de dibujo autónoma, nos referimos a tabletas gráficas que se dedican por completo a dibujar y que tienen la capacidad de detectar con precisión la presión y la inclinación del lápiz para dibujar con claridad y precisión. Por lo tanto, ya podemos excluir las tabletas multimedia, como la Samsung Galaxy Tab, el iPad Pro de Apple, la Microsoft Surface Pro o cualquier otro tipo de tableta basada en Android, que, a pesar de una pantalla HD cada vez más eficiente, son más bien útiles para navegar por Internet, utilizar aplicaciones o hacer simples bocetos rápidos, sin la sensación de comodidad que proporciona una verdadera tableta gráfica. Por lo tanto, las tabletas gráficas autónomas deben ser capaces de combinar todos los aspectos de una tableta gráfica estándar y, al mismo tiempo, poder utilizarse en cualquier lugar, (sin necesidad de un ordenador o dispositivo de terceros) y con un funcionamiento de la batería que no requiera una toma de corriente, salvo para recargarla cuando sea necesario. Si combinan estos elementos, las tabletas gráficas autónomas tienen la gran ventaja de permitir al usuario dibujar donde y cuando quiera, para poder reelaborar su boceto después en casa, en un ordenador con un software gráfico adecuado. Esto significa que el diseñador puede inspirarse donde quiera, trabajar en el transporte público con una herramienta fácil de llevar y manejar, y también utilizar su dispositivo móvil como una tableta gráfica estándar cuando está en casa o en la oficina.

¿Qué tipo de tableta gráfica autónoma debo elegir?

La tableta gráfica sin pantalla

La tableta gráfica sin pantalla se utiliza habitualmente en el diseño gráfico para realizar bocetos en el ordenador. Sin embargo, a pesar del tamaño del área de dibujo de esta pequeña tableta de dibujo, que está totalmente adaptada para ser transportable, requiere el uso de un ordenador portátil o de un smartphone como mínimo. De hecho, como el área de trabajo de estos dispositivos no incluye la posibilidad de ver directamente lo que se está dibujando, es imprescindible enlazarlo con una pantalla de ordenador para ver el dibujo que se está haciendo ante los ojos. Incluso en el caso de una tableta gráfica con Bluetooth, que funciona con una aplicación de smartphone, la particular coordinación que necessita practicar, así como el pequeño tamaño de la pantalla del teléfono, no permiten la precisión ejemplar que proporciona el dibujo en papel, por ejemplo. Esto significa que las tabletas de dibujo sin pantalla quedan automáticamente excluidas de la comparación de tabletas gráficas autónomas, ya que la tecnología de esta herramienta requiere necesariamente el uso de un dispositivo de terceros con un monitor grande para poder dibujar correctamente.

La tableta gráfica con pantalla

Mientras que la tableta de dibujo sin pantalla está fuera de la competencia, la compra de una tableta gráfica con pantalla de alta resolución integrada puede ser la solución ideal para el diseñador gráfico nómada que busca un agarre perfecto para una solución autónoma. La idea es atractiva, pues ya no surgen problemas de coordinación mano-ojo, y la impresión de dibujar de forma natural está presente. Pero estas tabletas de dibujo plantean muchos problemas para el uso móvil. En primer lugar, el precio de una tableta gráfica con una pantalla full-hd de calidad no es asequible para que el diseñador novato pueda elegir entre los distintos modelos de tabletas. Además, incluso para un diseñador cualificado, una tableta gráfica de este tipo requiere una gran pantalla que prometa sensibilidad gráfica y fluidez en el dibujo, una fuente de alimentación para alimentarla y, a menudo, una conexión wifi para descargar y ejecutar todas las opciones de software.

Estas características no son compatibles con el uso de una tableta gráfica móvil, que está sujeta al desgaste y a las limitaciones de los viajes. Tienes que centrarte en herramientas de menor calidad, con una pantalla poco receptiva al nivel de presión que da el bolígrafo, cuyo brillo puede dejar que desear, sobre todo con los rayos del sol si quieres trabajar en exteriores, y cuyo paralaje, la precisión entre el lugar de presión del bolígrafo y lo que se muestra en la pantalla, puede ser catastrófico. Si a esto le sumamos la recurrente debilidad del procesador y la RAM en una tableta gráfica con una pantalla de nivel básico, no permite una buena respuesta de la superficie activa, así como que la batería recargable está muy solicitada, debido a la energía que consume la pantalla, Por lo tanto, la compra de una gran tableta de dibujo alimentada por la red eléctrica es casi imprescindible para obtener las ventajas de una herramienta gráfica con pantalla integrada, que puede ser una solución de escritorio interesante, pero que no satisfará el deseo de autonomía y versatilidad de los compradores.

La tableta gráfica de papel, o "escáner"

Para trabajar con dispositivos asequibles que se ajusten a tu presupuesto, sin ordenadores portátiles, y sin necesidad de una conexión wifi o física para guardar tus dibujos de forma digital, las características de las tabletas gráficas híbridas, como la Repaper de iskn, las convierten sin duda en la opción adecuada para aquellos que quieren una tableta gráfica autónoma. Este tipo de tableta de dibujo le permite dibujar directamente sobre una hoja de papel, colocada en la superficie de dibujo, con su lápiz favorito. Los sensores que responden a los niveles de presión, así como varios sensores que responden al anillo magnético colocado alrededor de su bolígrafo favorito, todos ellos integrados en el área de trabajo, le permiten reproducir los trazos realizados en el papel, y guardarlos, directamente en el espacio de almacenamiento de la tableta, como si el software de dibujo estuviera integrado en ella.

De este modo, podrás dibujar con la ergonomía y la comodidad de las herramientas de dibujo tradicionales, con una coordinación mano-ojo estándar, mientras podrás reelaborar sus bocetos en un software gráfico dedicado, utilizando un lápiz digital, una vez en casa. Lo único que tiene que hacer es transferir tu dibujo, guardado gracias a la capacidad de almacenamiento que ofrece la tableta gráfica "escáner", a su software gráfico, gracias a un simple cable USB, y encontraras la réplica exacta de tu boceto hecho en papel en sus capas, sin tener que pasar por el digitalizador, que a veces da un resultado inestable. Además, al sustituir la pantalla por el papel, no es necesario disponer de mucha energía ni de una conexión a la red eléctrica para trabajar en una tableta gráfica como ésta, ya que la batería incorporada permite trabajar en los bocetos en movimiento durante largas horas (hasta 6 horas en el ejemplo de la tableta gráfica Repaper). Ergonómica, portátil y cómoda de usar gracias a su versátil superficie de trabajo, puedes disfrutar de la mejor tableta gráfica independiente con esta tecnología, por sólo unos euros más que una tableta de dibujo sin pantalla de nivel básico. Esto lo convierte en la mejor relación calidad-precio para los principiantes que quieren aprender a dibujar digitalmente, así como para los profesionales que aprecian la comodidad de los libros de dibujo, sin dejar de tener las ventajas del software de gráficos.

Repaper
La simplicidad del papel y lápiz, la potencia de una tableta graphica
Descubre

¿Y que tal el software gráfico?

Esto plantea la cuestión del software gráfico y de si una tableta gráfica nomada es realmente útil para el dibujo digital. Hay que tener en cuenta que, aunque el software de dibujo puede integrarse directamente en una tableta gráfica con pantalla, por ejemplo, hemos visto que ésta no es ideal para trabajar en movimiento, ya que los modelos existentes no son los más eficientes para este uso y no ofrecen compatibilidad con todos los programas de dibujo existentes. Por eso es más interesante invertir en una tableta gráfica híbrida, que permite trabajar en papel, guardar el dibujo digitalmente en la memoria interna de la tableta y exportarlo directamente al ordenador personal o de la oficina, para poder reelaborar el boceto con las opciones del software. Ahora puedes dibujar en cualquiera de los programas compatibles con tu ordenador, sea cual sea tu sistema operativo, bajo Windows y Mac, y tener acceso a los más conocidos de estos programas informáticos, como Illustrator, Adobe Photoshop, Gimp, Inkscape o Corel Painter, pero también a los menos extendidos, pero más adaptados a sus necesidades. Esto significa que ya no estás limitado por la ubicación, y que tienes acceso a todas las ventajas de la tableta gráfica estándar, a la vez que puedes trabajar desde donde quieras.

Conclusión

Como hemos visto, hacer pintura digital por tu cuenta, sin ayuda de un ordenador, requiere una tableta gráfica realmente adecuada. Si las tabletas de dibujo con pantalla ofrecen especificidades atractivas, y parecen corresponder bien a este objetivo, su elevado precio, y las prestaciones de las tabletas de gama media, en esta categoría, no permiten a todo el mundo poder dibujar donde quiera. La adquisición de una tableta gráfica escáner, como la Repaper de iskn, se convierte en una solución real para salvar la distancia entre la comodidad y la autonomía del dibujo tradicional y la potencia del software digital.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y obtén un cupón de regalo de 10€
Descuento válido a partir de 100€ de compra.